Volver a sección

Educación

Increíble: hubo colas de tres días para anotar a los chicos en las escuelas

Ante la escasez de cupos en las escuelas del centro, los padres tienen que acampar frente a los edificios para asegurarse un lugar en la matrícula.

Unos cien padres tuvieron que soportar una inhumana espera de tres días para poder inscribir a sus hijos en las escuelas del centro.

Desde el viernes acamparon frente a la Escuela 27 y el Departamento de Aplicación con reposeras y carpas para estar primeros en la inscripción del lunes y no perder los únicos 20 cupos disponibles.

La situación más dura se vivió en el Departamento, donde tuvieron que soportar la intensa lluvia del sábado. Algunos se protegieron bajo el toldo de la Verdulería Los Chicos. Otros lo hicieron en los autos de familiares. La policía acercó algunas mantas para que pudieran pasar la noche más abrigados.

En la Escuela 27 la espera fue menos agobiante porque los directivos abrieron el establecimiento y permitieron que los padres durmieran en el interior y usaran los baños.

Desde el domingo también hubo colas en las escuelas Estrada y Técnica.

Aprovechando la situación, algunas personas que se ofrecían a guardar el lugar en la cola, tarea por la que cobraban 30 pesos por noche.

En todos los casos los padres protestaron contra las autoridades educativas por un problema que se viene repitiendo desde hace cuatro o cinco años.

Pidieron que el Consejo Escolar o los directivos de cada establecimiento implementen algún método que evite las colas y, fundamentalmente, la apertura de más cursos y creación de más escuelas.

INFOCAÑUELAS
(18-12-06)