Volver a sección

Educación

Homenaje y festejo en el Día del Maestro

La FEB entregó reconocimientos a Nelia Curone, Nelly Susana Oppizzi de Ferro y Zunilda Eli. También fueron distinguidas quienes cumplieron 25 años de servicio y los docentes jubilados.

1 / 24

1 / 24

El Consejo Escolar, el CIE, inspectores y gremios docentes participaron ayer en el acto oficial del Día del Maestro organizado en el Cine Teatro Cañuelas.

El Centro de Investigaciones Educativas (CIE) premió a los docentes que cumplieron 25 años de servicio.

Son ellos Dolores Moreno, María Gabriela Garrahan, Patricia Tschirch, Ana de Almeida do Sume, José Acosta, Mirta Báez, Analía Cartasegna, Marcela Alejandra Vignolo, Liliana Barboni, Jorge Fernández, Analía Fernández, Eva Corbalán y Vilma Romero.

El Consejo Escolar distinguió a los docentes jubilados al 31 de agosto de 2009: Clara Angelini (Media 3), Claudia Arhía (EP 32), Miguel Castellani (Escuela Don Bosco y Media 2), Graciela Castellari (EP 28), Mirta Delgado (Media 3), Elsa Echarri (Jardín 901), Griselda González (SB 9), Graciela Molteni (EP 32), Marlene Montaña (EGBA 701), María Monti (EP 27), Ester Rasmussen (JI 902) Elda Parra (EP 3), Susana Vindegna (EP 15 y EGBA 701) y Juana Zangari (JI 906).

TRAYECTORIA

Por su parte la FEB realizó un reconocimiento a la trayectoria. En este caso las homenajeadas fueron Nelia Curone, Zunilda Eli y Nelly Susana "Quica" Oppizzi de Ferro.

Luego de recibirse como profesora en Letras, Nelia Curone inició su carrera docente en 1951, en el Colegio Nacional de Lobos. Integró el grupo de profesores fundadores de la Escuela Estrada, llegando a ser su vicedirectora. Tuvo una intensa actividad pública en el Club de Leones, la Cooperadora de la Casa del Niño, la Cooperadora de la Escuela Estrada y la Biblioteca Sarmiento.

"Quica" Ferro se recibió como maestra en el Instituto Euskal Etxea de Llavallol. En 1955 fue designada como maestra titular en la Escuela 2 de Udaondo y luego pasó por diversas escuelas del distrito hasta jubilarse en 1979.

Zunilda Eli también desarrolló sus primeros años de labor en escuelas rurales hasta jubilarse en 1989.

"En todo su camino sembró respeto, responsabilidad, cordialidad, una vocación real. Si no, no se hubiera ido a caballo o en sulky hasta los rincones más apartados de Cañuelas, cantando en el camino con alegría, atravesando el barro, cruzando a los nenes a upa para que no se cayeran en los charcos" dijo María Ofelia Garavaglia al recordar la trayectoria de su amiga y colega.

Las tres homenajeadas recibieron un ramo de flores de manos del intendente Gustavo Arrieta y de su esposa, la jefa de Gabinete Marisa Fassi.

La inspectora jefe distrital, María Elena Lanfranco, destacó que "El amor que Sarmiento depositó en la niñez es directamente proporcional al desamor escandaloso de una época y una cultura global que vulnera los más elementales derechos de niños y adolescentes" y también manifestó su reconocimiento "a los docentes que desde su humilde lugar laborioso -en la escuela, en el aula, en el patio, en la vida y en el día a día- se apasionan por transformar la realidad y cambiar destinos inexorables".

INFOCAÑUELAS

Galería multimedia

La noticia en imágenes y videos