Volver a sección

| Educación

Escuela 32: reparar la galería costará 700 mil pesos y evalúan reabrir antes del inicio de la obra

Se espera que el seguro contratado por la Cooperadora aporte el dinero para la reparación.

Se espera que el seguro contratado por la Cooperadora aporte el dinero para la reparación.

Escuela 32: reparar la galería costará 700 mil pesos y evalúan reabrir antes del inicio de la obra

La reparación de la galería de la Escuela 32, incendiada el pasado 13 de marzo, tendrá un costo de entre 600 y 700 mil pesos, según el informe técnico elaborado por el inspector provincial de infraestructura, Gustavo Zambano.

Este lunes el funcionario envió el legajo al Consejo Escolar, que lo remitió a la Dirección General de Escuelas para que ese organismo autorice el gasto y aporte los fondos en caso de que la compañía aseguradora no realice una cobertura de la totalidad.

Hay que recordar que el Departamento de Aplicación, donde funciona la escuela 32, es un edifico que pertenece a la Asociación Cooperadora de la Unidad Académica José Manuel Estrada, y por lo tanto la Dirección de Escuelas no puede realizar una intervención directa; tampoco licitar ni contratar la empresa a cargo de la reconstrucción.

Asimismo, como el edificio tiene seguro, se está esperando que la compañía defina el monto de la cobertura. La diferencia -si la hubiera- será aportada por el Estado Provincial.

Con posterioridad al incendio la presidenta del Consejo Escolar, Sandra Cardozo, afirmó que el edificio estaría cerrado solamente 15 días, pero ante el ritmo que llevan los trámites, el plazo podría extenderse bastante más. Este lunes se iniciaron gestiones para que la Provincia autorice una reapertura inmediata del establecimiento y así evitar que los chicos pierdan más días de escolaridad.

“El incendio no afectó a las aulas, por eso estamos pidiendo que transitoriamente se coloque un vallado en la galería y que se pueda usar el resto del edificio. Solamente quedaría cerrada un aula que da al lugar más afectado de la galería” dijo un consejero a InfoCañuelas. Una solución lógica que por otra parte se debería haber tomado el mismo lunes posterior al siniestro.

Como se recordará, el incendio se desató el 13 de marzo, aparentemente por alguna chispa proveniente de la parrilla que se encuentra en el predio aledaño del club Estudiantes, donde se estaba desarrollando una peña folklórica en un restobar que no tenía habilitación municipal, según confirmaron fuentes de la comuna.

Inspectores del parea de Obras Particulares visitaron el predio y ordenaron hacer algunas modificaciones en la parrilla, para evitar nuevos incidentes. “El club o el concesionario del restobar tiene que hacer una campana. Hasta que no hagan esa obra, la parrilla no se puede usar” detalló un funcionario municipal.

Entre tanto, en las redes sociales se multiplicaron posteos de padres y abuelos que exigen información y una solución inmediata al problema para evitar que los alumnos sigan perdiendo días de clases. 

“Las familias de los pibes de la 32 estamos a la espera de la información de las autoridades educativas del distrito. Hoy se cumple la primera semana de cierre luego del incendio provocado por negligencia de un vecino gastronómico. ¿Cuándo se reanudarán las clases? 2020 sin asistencia a las escuelas. 2021 comienzan las clases y esta calamidad. ¿Y nadie informa nada? ¿Quién defiende derecho de los pibes? ¿Hay protección? ¿A quién se protege? Creíamos que los únicos privilegiados eran los niños. ¡Derecho vulnerado! ¡Justicia y equidad!”, señala una de las publicaciones. 

Otro post pidió sanciones a los responsables del siniestro: “Mi querido Departamento de Aplicación (EP 32), ¿qué te hicieron? Gracias a un cráneo que habilitó una parrilla apoyada sobre una pared de barro que comparte con la escuela, pasó lo que ya se sabía. Ya había habido un aviso cuando incendiaron la enredadera del colegio, pero el restaurante del Club Estudiantes le restó importancia aquella vez y hoy, lamentablemente fue peor, y querían arreglar las cosas diciendo ´te pago los cuatro tirantes y listo´. ¡De no creer! ¡Encima siguieron de fiesta como si nada y no querían apagar la parrilla! Y el empleado municipal que fue a ver casi que minimizó todo. ¡La verdad, mucha tristeza y bronca! Porque no fue un accidente, se podría haber prevenido. Espero que haya una investigación real de lo ocurrido y que se haga cargo el/ los responsables”.

InfoCañuelas intentó hablar con la directora del establecimiento, Marina Correa, pero su respuesta fue que no haría declaraciones. Tampoco respondió la directora de la Unidad Académica, Anabel Toloza.