Volver a sección

Educación

Dos escuelas de Cañuelas permanecen con el gas cortado

Las Escuelas 15 y 3 tienen dificultades para cumplir con el servicio alimentario. La Municipalidad colabora con viandas calientes.

 Escuela 3 y Secundaria 9. Google Street View.

Dos escuelas primarias de Cañuelas están sin servicio de gas natural desde hace varias semanas a causa del corte del suministro por problemas técnicos en los establecimientos.

En el caso de la Escuela 3 y secundaria 9 César Raffo, el 8 de agosto se registró una amenaza de bomba. Desde el Consejo Escolar informaron que por protocolo, los peritos bomberos le solicitaron a Camuzzi que retirara el medidor. Hasta la fecha el mismo no fue repuesto por la empresa.

A raíz de esa situación el personal de cocina no puede elaborar alimentos. "Pensamos que la resolución del problema demandará unos 15 días más. Mientras tanto estamos viendo la posibilidad de cocinar en la Escuela 501 y trasladar la comida caliente a la EP3" dijo la presidente del Consejo Escolar, Verónica Iozzolino.

En el caso de la EP15, se registró una pérdida en el edificio antes de las vacaciones de invierno, lo que derivó en una suspensión del servicio. Los padres concurrieron en varias oportunidades al Consejo Escolar y a Camuzzi, molesto por la demora en la resolución del problema.

Iozzolino explicó que se detectaron faltantes de piezas en calefactores,  que se terminaron comprando en Tandil porque en la zona no se conseguían. “Para que Camuzzi apruebe la instalación hubo que conseguir esas piezas. En la prueba de hermeticidad se encontró una falla en un caño, la que también tiene que ser resuelta. Todo lo que está mal hecho o que recibimos mal hecho, lo estamos resolviendo con toda la normativa que nos pide la empresa de gas, incluso haciendo planos que no estaban presentados” explicó Iozzolino, y agregó que el servicio estará restablecido “antes de los 15 días”.

Ante las dificultades para cumplir con el servicio alimentario, la Municipalidad proveyó un anafe y comenzó a enviar viandas calientes a través de un servicio contratado con David Taylor.

“En un momento la directora notó que había una pérdida, avisó a Camuzzi y cortaron. Después del Consejo Escolar se enojaron porque la directora había pedido el corte, pero la realidad es que si pasaba algo era ella la responsable. Durante un mes los chicos estuvieron comiendo sándwiches, algo que no correspondía y menos en una escuela de doble jornada. Esto se resolvió hace dos semanas a través de la Municipalidad, que envía viandas calientes, Mientras tanto estamos esperando que Camuzzi restablezca el servicio, pero ahora pide muchos más requisitos”, explicó Miriam, una mamá del establecimiento.