Volver a sección

| Educación

Campaña de firmas contra el arancelamiento de la Escuela Técnica “Fundación Fangio”

A través de la plataforma Change.org se reclama el sostenimiento de la subvención del 100 por ciento para los estudiantes.

A través de la plataforma Change.org se reclama el sostenimiento de la subvención del 100 por ciento para los estudiantes.

Campaña de firmas contra el arancelamiento de la Escuela Técnica “Fundación Fangio”

 Salón de actos de la Escuela Fundación Fangio.

Familias de la región pusieron en marcha una campaña de firmas a través de la plataforma change.org para impedir el arancelamiento de la Escuela Fundación Fangio y recortes en la institución ubicada en Virrey del Pino a la que concurren unos 25 alumnos de Cañuelas.

“Luego de 17 años de gratuidad la Fundación decide arancelar la Escuela de Educación Secundaria Técnica Fundación Fangio a partir del ciclo 2023. Es una escuela que desde el 2005 siempre fue gratuita para la comunidad, manteniendo un compromiso social y sosteniendo en todo momento una educación técnica de calidad, donde se brindó siempre un gran apoyo a las familias de los alumnos, contribuyendo con el almuerzo hasta finales del 2019. Hoy, en 2022, la empresa decide un cambio drástico, dejando de brindar el almuerzo a más de 250 alumnos y arancelando una educación de excelencia que daba oportunidad a familias de todos los niveles socioeconómicos” describe la petición.

“Pedimos a los que tienen en sus manos la responsabilidad de tomar esta decisión, reflexionar sobre estos cambios en la escuela, considerándola como una inversión y no como un gasto” agrega la publicación a la que se puede adherir ingresando a este link

En paralelo la comunidad de padres está haciendo circular una planilla de adhesión. Hace unos días, durante una exposición de trabajos de los alumnos organizada en el taller de la institución, el cañuelense Rubén Fangio -el hijo del quíntuple campeón del mundo- fue uno de los primeros en adherir con su firma.

La Escuela de Educación Secundaria Técnica Fundación Fangio, con especialidad en Electromecánica, es un establecimiento privado emplazado en el Barrio Mercedes Benz. Actualmente asisten más de 200 alumnos con una subvención del cien por ciento.

Todos los postulantes deben aprobar tres instancias evaluativas para recibir una beca completa que cubre los siete años de educación secundaria. Con jornadas que se extienden de 7.15 a 16.30, los estudiantes contaban con un comedor, transporte y demás prestaciones pero de acuerdo a lo denunciado por los padres, la empresa Mercedes Benz las quitó y, además, los nuevos representantes legales anunciaron un inminente arancelamiento.


Rubén Fangio adhiriendo al petitorio.

El anuncio despertó el inmediato rechazo de la comunidad educativa, que consideran que esto atenta contra el espíritu de la escuela.

“El uso de micros de la empresa quedó totalmente restringido, y lo chicos tampoco pueden usar el campo de deportes, ubicado frente a la escuela. Este año, con el retorno a la presencialidad total, quedó determinado que los chicos tenían que llevar sus viandas, pero la institución no cuenta con un buffet y no tenemos kioscos cerca, entonces están limitados a sus viandas, de lo contrario no pueden almorzar”, explicó el ex alumno y docente Diego Spinazzola al diario El1 Digital.

Asimismo, sostuvo que desde la empresa anunciaron que, en 2023, la escuela comenzaría a ser arancelada para los ingresantes, a pesar de tener cien por ciento de subvención, mientras que los alumnos regulares debían pagar una matrícula anual. “Estamos totalmente en desacuerdo, porque no es el espíritu de la escuela. Algunos de los chicos que vienen a la escuela son de familias de bajos recursos, y no pueden pagar una cuota, entonces se les niega el derecho a acceder a una educación de muy buen nivel”, agregó.

En este contexto, Carolina Mirenda, madre de una alumna de quinto año, aseguró que la quita de las prestaciones que originalmente ofrecía la institución afecta a muchas familias. “Estamos hablando de chicos de condiciones muy vulnerables. Para las familias, que sus hijos tengan la beca completa y el plato de comida era una gran ayuda. Al momento de inscribirse, nunca se tuvo en cuenta la situación social ni económica en la que se encontraban los chicos, sino el mérito”, expresó.

Spinazzola explicó que la serie de modificaciones en la escuela se produjeron con el cambio en la representación legal de la institución: “Una persona externa fue puesta por la empresa y, entre otras cosas, impidió que algunos docentes conservaran la totalidad de sus horas. Así es que empezamos un reclamo en el Sindicato Argentino de Docentes Particulares (SADOP), lo que derivó en una mediación en el Ministerio de Trabajo”.

Con respecto a la decisión de arancelar la escuela, Spinazzola aseguró que el malestar de familias y docentes fue expresado al representante legal pero “no le dio interés”, e incluso, sostuvo que en los exámenes de ingreso “pidieron los recibos de sueldo de los padres de los chicos”. “Esto lo consideramos un hecho de discriminación, porque se está evaluando la capacidad económica de la familia por encima del esfuerzo del alumno. Estos cambios atentan contra la escuela que tanto queremos”, denunció.


Talleres de la Escuela Fundación Fangio.

Por su parte, Mirenda manifestó que desde la Dirección “nunca” recibieron una explicación sobre la implementación de las nuevas medidas, a las que calificó como “política de recorte”. “Ya no es la misma escuela de siempre. Al arancelarla, se pierde la democratización de la educación y la igualdad: el colegio es donde confluyen realidades socioculturales y económicas diversas, muy ricas para la conformación de nuestros hijos”, agregó.

Actualmente, la comunidad educativa se encuentra juntando firmas para elevar un petitorio explicando la situación de la escuela y poder llegar a un acuerdo con la empresa para que se mantengan las condiciones previas a la nueva administración. Además, durante una exposición escolar, se realizó una medida de protesta para visibilizar la problemática.

“En la página web de Mercedes Benz, hacen referencia a la escuela como su principal proyecto de responsabilidad social, y el quinto de la empresa a nivel global. Además, mencionan a la institución como la única institución privada de fábrica gratuita, aunque ya no lo es. En una de las mediaciones en el Ministerio de Trabajo, el abogado de la empresa dijo que la escuela ‘era un costo hundido’ que ya no pueden sostener, y nos dolió mucho”, lamentó.