Volver a sección

| Deportes

Un alimento por cada ace: la original propuesta solidaria de Nicolás Eli

El joven tenista de Cañuelas y gran promesa del tenis argentino decidió colaborar con las familias más vulnerables del distrito mediante una idea que desarrolló junto a su entrenador Andrés Chalcoff.

El joven tenista de Cañuelas y gran promesa del tenis argentino decidió colaborar con las familias más vulnerables del distrito mediante una idea que desarrolló junto a su entrenador Andrés Chalcoff.

Un alimento por cada ace: la original propuesta solidaria de Nicolás Eli

 Los aces de Nico ya generaron donaciones por $ 20.000

La pandemia y el coronavirus han sido un escenario difícil para muchas personas, pero un contexto de incertidumbre también ha provocado el surgimiento de múltiples iniciativas solidarias para ayudar a los más vulnerables y, al mismo tiempo, mantenerse activos. 

En situaciones extremas el ser humano puede sacar todo su potencial solidario y creativo y ponerlo a disposición de quien lo necesite, sólo por la empatía y las ganas de ayudar. Y esto es, precisamente, lo que ha ocurrido en las últimas semanas en Cañuelas con Nicolás Eli, tenista de proyección de apenas 15 años y uno de los mejores en el mundo de su categoría.

En el afán de continuar con el desarrollo de sus capacidades deportivas y, particularmente con el saque, Eli y su coach Andrés Chalcoff encontraron juntos una motivación para unir esas inquietudes y poder ayudar a alguien más, una especie de ‘beneficio mutuo’ y de disparador de muchas otras cuestiones relevantes y no solo de tenis para amenizar el paso de los días. 

¿En qué consistió la iniciativa creada para sobrellevar el confinamiento, y, al fin y al cabo, la acción solidaria para ayudar contra el Covid-19? Chalcoff conoce a la perfección la enorme capacidad que tiene Eli como jugador a quien acompaña desde hace ocho años y su saque siempre era la herramienta que menos lograba desarrollar. El nivel de su tenis lo llevó a ser sparring de jugadores de la talla de Diego Schwartzman durante el último ATP de Córdoba, pero su saque no crecía a la par del resto de su juego. 

“Nico siempre supo sacar pero en los partidos sólo elegía ponerlo en juego y no se atrevía a ganar puntos con ese golpe, así que tras pensar mucho durante la cuarentena, surgió una idea para encontrar un estímulo más grande, así que le propuse poner una meta que fuera más allá del tenis en sí. Al momento de volver a los entrenamientos establecimos que seguiríamos trabajando el saque como lo hicimos siempre pero que en esta oportunidad haríamos énfasis en situaciones de juego dentro de esa práctica” explica Chalcoff.


“Por cada Ace que logre hacer -ya sea entrenando o compitiendo- mi entrenador me dijo que compraría un paquete de fideos y que al finalizar cada mes, según la suma de los Aces que haya podido meter, juntos donaremos lo conseguido a un comedor para niños que lo necesitan”, continúa Eli, quien desde los 12 años ha representado a la Argentina en torneos Sudamericanos y Mundiales. 

Así fue que el conteo inició en agosto y un motivado Eli con ya casi 1,80m de estatura y practicando 100 saques por día, logró sumar 41 Aces. Su entrenador, quien asumió el compromiso desde el principio, supo que lo conseguido era motivo suficiente para compartir la idea con el resto del equipo, padres, amigos y sponsors de Nicolás, lo que llevó a dos momentos claves en el desarrollo de esta iniciativa. Cada uno de ellos decidió sumarse a la causa y colaborar para que la donación fuera aún mayor. 

Así, los 41 paquetes de fideos se convirtieron también en arroz, lentejas, polenta, leche en polvo, huevos, arvejas, y demás alimentos los cuales fueron destinados para el Merendero “Algún Rayo” ubicado en el Barrio Santa Rosa de la ciudad de Cañuelas sobre el km 54 de la Ruta Nacional 3.  Ahora se está confeccionando una lista de merenderos del distrito para programar el envío de ayuda en los próximos meses.

Nicolás, Andrés, y su equipo compartieron toda una jornada el último fin de semana para ser ellos mismos quienes hicieran la donación y, además, pudieron compartir sus experiencias y las posibilidades que les ha brindado el deporte. 

A la iniciativa la denominaron #hACErJuntos, un juego de palabras con el término Ace. “La idea es seguir haciendo esto cada mes y ayudar a la mayor cantidad de chicos que se pueda. Ahora me está costando hacer Aces porque después de varios meses mi amigo Lucio Ratti (otro jugador Sub16 de los mejores del país) pudo volver a entrenarse conmigo y es un gran jugador y me devuelve mis saques muy bien, así que tengo que seguir mejorando”, dice un Eli sonriente. 

“Cañuelas hizo mucho por nosotros, amigos y vecinos han dedicado tiempo y energías para encontrar maneras de apoyarnos para poder viajar por todo el mundo y hemos encontrado una bonita forma de contribuir con nuestra comunidad y ayudar a chicos que lo necesitan. Es una gran oportunidad para que Nico crezca como atleta y que crezca como ser humano, y también para que aprenda sobre las diferentes realidades que se viven hoy en día en la sociedad”, recalcó el entrenador.

 ¿Qué es lo que más le queda de esta iniciativa? “El mensaje es claro, podemos hacer la diferencia a través del deporte y Nico simplemente solo tiene que jugar, divertirse y seguir aprendiendo, y ahí estaremos nosotros para acompañarlo y trabajando junto a Ratti, con quien también realizaremos la misma acción en su ciudad, Lobos”. 

“Sería increíble que muchos chicos, entrenadores, profes y docentes, sea la actividad que sea encuentren en esto un motivo más para superarse y que sirva de inspiración para poder hacer de nuestras vidas algo mucho mejor”, cierra Chalcoff, orgulloso y agradecido de la gente que los rodea.

 La empatía se define como la capacidad de ponerse en el lugar de los otros y entender cómo percibe cada uno el fenómeno de la realidad. Mientras el tenis es un deporte principalmente individual y en el que el recorrido que transitan los jugadores suelen ser de una dinámica diferente a otros deportes colectivos, Chalcoff y Eli rompieron una barrera y demostraron que es posible tener conciencia y con una simple acción pudieron mirar más allá de ellos mismos.

Esta original iniciativa quedó plasmada en un video realizado por Juani Etchevers, con el objetivo de estimular a todos esos chicos promoviendo el incentivo de entrenar, progresar y crecer en todos los aspectos de la vida.

x