Volver a sección

| Deportes

Triunfo en Rosario. Claudio Daneff es bicampeón argentino

El púgil cañuelense se consagró como nuevo monarca nacional de la categoría superligero al derrotar por decisión a Dorian Maidana. Triunfo de Blas Fortuna.

El púgil cañuelense se consagró como nuevo monarca nacional de la categoría superligero al derrotar por decisión a Dorian Maidana. Triunfo de Blas Fortuna.

Triunfo en Rosario. Claudio Daneff es bicampeón argentino

 Daneff celebró junto a Blas Fortuna.

Claudio “Chaíto” Daneff volvió a escribir una página importante de la historia del deporte cañuelense al consagrarse en la noche del viernes en las instalaciones del Club Banco Nación de Rosario como campeón argentino de la categoría superligero. El púgil de Cañuelas derrotó en fallo dividido al bonaerense Dorian Maidana y con ello sumó su segundo título argentino a su alforja ya que también es el campeón vigente en la división de los livianos, categoría inmediata inferior a la corona que se ciñó este viernes. 

Partiendo como favorito ante un boxeador que venía en racha (récord hasta esta noche de 8 victorias y una derrota con cinco nocauts a favor) y contaba con antecedentes de valía, el cañuelense fue claro dominador de la primera mitad de la pelea, luego de tomarse un primer asalto para calibrar el estilo de su oponente. A partir del segundo round y asumiendo la iniciativa de la pelea, Daneff fue acumulando ventajas que a la postre serían decisivas en el resultado final. 

Más preciso con su jab de derecha y anticipando a Maidana cuando éste quería forzar las acciones y provocar los cruces para dar paso a su derecha boleada, el púgil del Barrio1° de Mayo se hizo dominador de las acciones. Su mejor técnica se imponía ante los arrestos de Maidana, quien acusaba un incipiente cansancio en las primeras rondas y encontraba un problema insoluble ante los envíos rectos del púgil de cañuelas quien llegaba a la humanidad de su rival una vez que conseguía acceder a la media distancia. 

De esa manera y conectando los golpes más claros el cañuelense fue acumulando diferencias y en el quinto asalto se produciría un hecho crucial en lo que fue el desenlace del combate. Promediando el asalto “Chaíto” tomó mal parado a su rival y consiguió enviarlo a la lona lo que le permitió ganar la ronda por dos puntos lo que a la postre resultaría decisivo. Esa caída le añadió un punto extra al de Cañuelas que sería determinante en los guarismos finales. 

Y es que a partir de la segunda mitad, el combate tomaría otro cariz. Maidana -sabiéndose atrás en las tarjetas- asumió un rol más ofensivo cambiando con ello la tónica del combate. A partir de sumar mayor actividad con el lanzamiento de golpes boleados el boxeador que representa al club Comunicaciones comenzó a llegar sobre Daneff, lo que la pelea entró en un terreno de incertidumbre. Siempre el cañuelense conectaba a su rival con envíos de mejor factura, pero se veía en ocasiones sorprendido por su rival que lanzaba desde posiciones poco ortodoxas acicateado por ruidoso aliento de un numeroso grupo de gente que lo acompaño hasta Rosario desde el barrio porteño de Agronomía. 

Así fue que la pelea se hizo fragorosa y en ese trance Maidana llegó a conmover a Daneff con una ampulosa pero efectiva derecha en el octavo asalto. El cañuelense acusó la mano, pero resistió los embates de su rival apelando a sus mayores recursos y a una importante dosis de guapeza para sobrellevar el mal momento. 

Los últimos dos asaltos transcurrieron con intensos intercambios con dominio alternado en donde Maidana dio la impresión de cerrar mejor las acciones resultando insuficiente para descontar la ventaja acumulada por Daneff en los asaltos previos. 

Finalmente las tarjetas arrojaron un ajustado triunfo para Daneff quien se impuso en fallo dividido. El jurado Néstor Suárez, vio la pelea 96 a 94 para el de Cañuelas, mientras que Néstor Savino consideró ganador a Maidana por 97 a 93. Definió así la tarjeta de Oscar Rodríguez que falló la pelea 95 a 94 (coincidente con la de InfoCañuelas) para Daneff quien con la victoria se adjudicó su segunda diadema de carácter nacional. 

Fue una valiosa victoria para Daneff, no sólo por la obtención de un título de indudable prestigio sino porque supo salir delante de momentos adversos mostrando el temple necesario para afrontar este tipo de situaciones ante un rival que contaba con la fortaleza de su pegada como principal atributo. 

Daneff, que con su triunfo sumó su décimo octava victoria en veintiún combates (con dos derrotas y un empate) deberá ahora optar en que categoría seguirá militando. Seguramente y producto del nuevo título conseguido, se decantará por la división superligero en donde se siente más cómodo y no debe lidiar con las exigencias de tener que llegar al peso cosa que le ocasionaba no pocas dificultades dentro de los livianos. En su nueva división lo esperan nuevos desafíos y porque no la ansiada oportunidad de incursionar en el boxeo internacional. 

TRIUNFO DE BLAS FORTUNA 

 En la noche rosarina también hizo su presentación el cañuelense Blas Fortuna quien obtuvo su primera victoria en el campo profesional.

El púgil también conducido por Adrián Daneff subió al cuadrilátero con un récord de dos derrotas y un empate para enfrentar al local Cristian Laferrara, que marchaba invicto hasta entonces y partía como favorito.

Pero Fortuna hizo una buena presentación conectando los mejores golpes de la pelea ante un rival que no pudo hacer prevalecer su mayor estatura y alcance de brazos. Fortuna mostró determinación a lo largo de cuatro intensos asaltos, lo que finalmente se tradujo en las cartulinas de los jueces que lo vieron ganador por 39 a 37 en las tres tarjetas.

Leonardo Garavaglia.