22 de abril. Cañuelas, Argentina.

weather 15º

¿Serán olímpicos los deportes electrónicos?

El COI muestra una gran necesidad de conseguir espectadores. Y estas disciplinas digitales pueden aportárselos.

El concepto de disciplinas deportivas ha evolucionado con el tiempo. Aunque la mayoría de estas modalidades son, todavía, reconocibles como tradicionales; lo cierto hemos podido asistir a algunas sorpresas en los últimos tiempos. Una de las más novedosas es la inclusión en los próximos Juegos Olímpicos de París del Breakdance. Concretamente, se le conoce como “Breaking” y, sí, es el baile basado en el Hip-Hop. Se trata de competiciones de uno contra uno en las que se puntuará en base a cualidades físicas, artísticas e interpretativas. 

Pero este no es el único caso de disciplina que, a día de hoy, ya se considera un deporte, aunque tenga características distintas de aquellas a las que estamos más acostumbrados. Los eSports son competencias de videojuegos donde participan equipos compuestos por expertos en cada uno de los títulos. Se trata de deportes virtuales, pero con toda la emoción durante el desarrollo y una intensa preparación de estos atletas digitales. Por si alguien piensa que es un espectáculo minoritario, hay que señalar que sus audiencias ya se acercan a los 600 millones de espectadores anuales, con torneos alrededor del mundo y primeras marcas como patrocinadores. 

Y es que es evidente que estos eventos están consiguiendo mucha repercusión, a diferentes niveles. Ya hemos hablado de la audiencia, que es uno de los principales indicadores. Pero también está aumentando su presencia en los medios, en las redes sociales y los portales de pronósticos, que mantienen secciones específicas para los acontecimientos de eSports. Parece que estas disciplinas están conectando más y mejor con la sociedad actual que otras de carácter más tradicional, que están sufriendo una bajada en sus cotas de seguimiento. Y ese el principal motivo por el que han llamado la atención del COI (Comité Olímpico Internacional). 

Los Juegos Olímpicos llevan varias ediciones perdiendo espectadores. La renovación generacional es una parte importante de la causa de este fenómeno. Las nuevas generaciones no sienten la misma pasión por las disciplinas tradicionales, ni  por el sistema clásico de retransmisiones, mucho menos flexible que las modernas redes sociales, y con presentadores que no les resultan tan entretenidos como los actuales “Streamers”. Es por ello que las instituciones olímpicas ya llevan ya tiempo pensando en crear algún tipo de sinergia con los deportes electrónicos. 

Este año se dio el gran paso y fue el estreno de la Serie Olímpica de eSports (OES). Celebrada en Singapur, reunió varias modalidades en formato virtual, pero bastante alejadas de las temáticas habituales en los deportes electrónicos (como son los “Shooters” o los MOBA). La idea era mantener el espíritu de los deportes tradicionales (como tiro, tenis, …), pero con el componente digital. Los aficionados a este ecosistema no se vieron especialmente representados con esta iniciativa. Pero, como decimos, fue un primer paso; de hecho, un paso de gigante para facilitar lo que está por llegar.    

Algunos rumores sugirieron la participación plena de los deportes electrónicos en París 2024. Otros hablan de Los Ángeles 2028. Pero lo único fiable que tenemos, hasta ahora, son las declaraciones de Thomas Bach, Presidente del COI, anunciando unos Juegos Olímpicos de eSports, sin una fecha definida y, según parece, en paralelo de las ediciones oficiales. El razonamiento utilizado por Bach es el de promocionar el deporte entre los más jóvenes, a través de su versión virtual. Pero, claro, es difícil desligar esta inicativa de la necesidad de espectadores para mantener a la institución. Además, si esta necesidad se agudiza, es posible que se adelanten algunas decisiones.

Por tanto, no se puede descartar, al 100%, que los eSports acaben formando parte de las disciplinas oficiales en Los Ángeles, dentro de 4 años. De hecho, el número de grandes empresas de carácter internacional que están actuando como patrocinadores de estos eventos competitivos va en aumento. Y ya incluye a algunas de las compañías más populares del mundo, como Nike, Red Bull o Banco Santander. El COI no debería cerrar los ojos a esta realidad y renunciar a importantes ingresos, por lo que es posible que tengamos nuevas noticias en un plazo de tiempo reducido. Desde luego, aficionados no faltan, pues este fenómeno digital va en aumento.  
 

Escrito por: Redacción InfoCañuelas