Volver a sección

Variedades

Valentina Ríos, una cañuelense en el Comité Olímpico de Europa

Se encuentra viviendo en Montenegro trabajando como experta en acreditaciones del organismo deportivo.

 

Valentina Ríos creció en Cañuelas y desde chica se interesó por la historia y la política exterior. Al finalizar el secundario canalizó su vocación en la carrera de Relaciones Internacionales, tal vez sin imaginar que con el tiempo sería parte de un organismo como el Comité Olímpico de Europa (EOC).

Desde diciembre de 2018 reside en Francia aunque en estos días se encuentra instalada en Montenegro, abocada a la organización de los Juegos de los Pequeños Estados Europeos (GSSE - Games of the Small States of Europe), un evento bienal que reúne a ocho pequeños estados del viejo continente con una población menor al millón de habitantes.

“Mi novio es francés, así que en parte vine por amor y también por una cuestión profesional, porque estoy estudiando francés para empezar un master el año que viene” contó a InfoCañuelas.

Sobre su incorporación al EOC, su experiencia como coordinadora de acreditaciones en los Juegos Olímpicos de la Juventud que se realizaron el año pasado en Buenos Aires le permitieron entrar en contacto con muchos compañeros que siguen vinculados con los grandes eventos deportivos. “Entre ellos me fueron recomendando hasta que llegó esta oferta y finalmente me contrataron como experta en acreditaciones”.

En este momento Valentina está viviendo en Podgorica, la capital de Montenegro, a unos 60 kilómetros de Budva, lugar donde se desarrollarán los GSSE del 27 de mayo al 1 de junio con la participación de Andorra, Chipre, Islandia, Liechtenstein, Luxemburgo, Malta, Mónaco, Montenegro y San Marino. 

Para el acto inaugural se espera la presencia del príncipe de Mónaco y representantes de la realeza de Liechtenstein y el ducado de Luxemburgo entre otras autoridades.

A pesar de estar sumergida en un mundo que puede parecer ideal y diametralmente opuesto a la realidad cotidiana de Argentina, sigue pendiente de lo que sucede en su país “En un principio con mi pareja nos íbamos a instalar en Buenos Aires porque él vino a estudiar durante un año en mi universidad y ama Argentina. Tiempo después, cuando él volvió para Francia, vimos que todo se empezó a ir por la borda. Así que por el momento no pensamos en volver”.

Reconoce, eso sí, que en Argentina se vive de otra manera la relación con el prójimo, con los amigos, con la comunidad. “En Europa la gente suele ser individualista y eso se siente. Por eso los europeos valoran mucho la calidez humana que tenemos en Argentina”.



Con Igor Vusurovic, medallista olímpico y director de los GSSE.
 



Con Luciana Aymar en los Juegos de la Juventud.