20 de abril. Cañuelas, Argentina.

weather 18º

Messi, su legado y la Champions con el PSG

El jugador que ostenta todos los records posibles, aún continúa como una leyenda en activo.

Lionel Andrés Messi Cuccittini, el que para muchos es el mejor futbolista de todos los tiempos, consiguió la tan ansiada Copa del Mundo que su país podía alzar desde casi cuatro décadas: el final más mágico para su Rey. Messi, con 35 años, en su quinto intento y habiéndolo ganado prácticamente todo, logro el más grande de sus sueños y el de todo el pueblo argentino: levantar el gran trofeo, como hicieran Daniel Alberto Pasarella en Argentina 78 y Diego Armando Maradona  en México 86.

Sus primeros pasos en el futbol argentino, en las categorías inferiores, ya hicieron que los ojeadores del Barça se fijaran en él. Y el 17 de septiembre del 2000, con tan solo 13 años, La Pulga aterrizaba en Barcelona. La apuesta del club salió perfecta, pasó brillantemente por todas las categorías menores y debutó de manera oficial en el primer equipo el 16 de octubre del 2004 ante el Espanyol. El entonces entrenador, Frank Rijkaard, le dio la primera oportunidad. En poco tiempo Leo se integró perfectamente en la estructura de la élite y, con Pep Guardiola como técnico, arrancaba el fenómeno Messi.

Leo consiguió 35 títulos con el Futbol Club Barcelona, 7 Balones de Oro, 6 Botas de oro y, cada nueva temporada, batía nuevos records. Marco 672 goles, con 268 asistencias en 778 partidos. El 5 de Agosto del 2021 acabó su historia en el Barça, con una triste salida del club de su vida, y puso rumbo al PSG de Paris que lo recibió con los más grandes honores.

Más de 17 años vistió Messi la camiseta de la selección argentina, la primera vez en 2005 con el seleccionador José Pekerman, perdió cuatro finales (en 2007, 2015, y 2016 Copas América y en 2014 Mundial en Brasil). Qatar era su quinto Mundial.

El Mundial de Qatar empezó para Lionel Messi marcando de penal ante Arabia Saudita, convirtiéndose, así, en uno de los únicos jugadores con goles en cuatro mundiales. Pero, lamentablemente para el pueblo argentino, Arabia fue capaz de darle la vuelta al resultado con dos goles en tan solo cinco minutos. No se perdió la esperanza. El siguiente adversario era México y en el minuto 63, con una jugada de Di Maria, Messi coloca entre los tres palos un certero zurdazo que hace revivir a Argentina, acabando el partido con otro golazo de Enzo Fernández casi al final del encuentro. El de Rosario dejaba claro que iba en serio tras de su sueño y que iba a guiar a los argentinos hasta allí.

Para llegar a octavos Argentina necesitaba un triunfo ante Polonia. El fallo de un penal por parte de Leo, a los 38 minutos, enfriaba ligeramente los ánimos, pero en el segundo tiempo, Argentina resolvió el encuentro en 20 minutos. Siguiente encuentro contra Australia y Messi celebraba su partido número 1000 como profesional, marcando un gol que, junto con el de Julian Álvarez, pondría a la selección en cuartos de final para enfrentarse a Países Bajos. Un peldaño más. Pero la selección de Louis Van Gaal hizo sufrir a los argentinos: un penal en los últimos minutos del partido metió en semifinales a Argentina que se enfrentaría a Croacia. Messi saco su mejor versión marcando de penal y facilitando asistencias a sus compañeros para meter de nuevo a su selección en su sexta final del mundo.

Llegaba el momento tan esperado, después de 3.078 días, Leo Messi tenía la oportunidad de la revancha en una final del mundo, 36 años después y con un partido histórico ante Francia. Y Argentina no defraudó; de nuevo volvió a ser la mejor selección del mundo, guiada por su 10, un fuera de serie que había conseguido el sueño de toda su carrera: ser Campeón del Mundo. Ampliando un legado, ya de por sí, difícil de igualar.

Pero la carrera del astro argentino no ha acabado. Continúa en el PSG, formando parte del trío de estrellas, junto con Neymar y Mbape. Y con la llegada de Christopher Galtier, remplazando a Mauricio Pochetino, el equipo de la capital avanza con firmeza en la Ligue 1 para revalidar su título conseguido en la campaña anterior. Son pocas las opciones que está dando a sus contrincantes para superarlo y, según indican los pronósticos para sus próximos encuentros, no parece que ningún equipo de la competición francesa vaya a ponerlos en apuros, salvo sorpresa mayúscula. Por lo pronto, en la clasificación parece tener un cómodo colchón respecto de sus perseguidores, Marsella, Lens o Mónaco, por citar a los mejor posicionados.

Hoy son pocos los retos que a Leo le quedan por completar, tanto a nivel individual como en equipo. Pero darle una Champions a su equipo actual, el PSG, sería un broche de oro a su paso por las grandes ligas. El Presidente del club parisino acometió este fichaje con este objetivo en mente y ahora, con su renovación todavía en el aire, puede que Messi de otro golpe encima de la mesa y amplíe su legado… una vez más. 

Escrito por: Redacción InfoCañuelas