16 de julio. Cañuelas, Argentina.

weather 15º

El municipio les cedió 21 hectáreas a cuatro clubes de Cañuelas y ahora un particular las reclama

El hijo de un productor que compró campos en La Noria en 1990 le envió una carta documento al municipio exigiéndole que no avance con la cesión. La comuna escrituró en marzo de 2023.

El 27 de setiembre, en víspera de las elecciones generales, el gobierno Municipal organizó un acto para ceder un predio de 21,8 hectáreas a cuatro entidades deportivas de Cañuelas.

Se trata de la parcela 70A ubicada en la sección catastral VI del paraje La Noria, a la altura del km. 85 de la Ruta 3, mano a San Miguel del Monte. Es una lonja muy fina de 87 metros de ancho por casi 2500 m. de largo sin salida a la ruta, con ingreso por caminos de tierra.

De acuerdo a la documentación a la que accedió InfoCañuelas, la Municipalidad de Cañuelas inscribió esa lonja a su nombre en marzo de 2023. Antes de eso era un “sobrante” o “excedente fiscal” que quedó vacante a partir de las antiguas particiones de campo realizadas a mediados del siglo pasado.

Durante el acto realizado por el municipio esa fracción fue cedida a los clubes Cañuelas, Juventud, Las Cañas y peña La Tuerca con el propósito de que estas entidades construyan diferentes instalaciones deportivas.

Luego de cederles el terreno, la Municipalidad plantó un cartel anunciando la creación de un complejo deportivo. Fue entonces cuando el ocupante de esa tierra y propietario de un campo vecino, Martín Nicolás Sosa Solomita, se enteró del proyecto.

El 18 de octubre Sosa Solomita le envió una carta documento al municipio advirtiéndole que se abstuviera de ingresar a la parcela o de manifestarse públicamente como supuesto titular, debido a que la misma formó parte del trámite sucesorio iniciado en 2022 tras la muerte de su padre, Ángel Antonio Solomita, quien compró varios campos en la zona en 1990.

El 23 de octubre elevó otra nota a la presidenta del Concejo Deliberante, Margarita Trejo, para interiorizarla de esa situación. Hasta el momento la nota permanece en comisión, sin tratamiento público.

El día de la firma del convenio con las entidades.

CESIÓN Y RECLAMO

El 27 de septiembre, en el acto realizado en el Club Cañuelas con la presencia de mucho público, la intendente Marisa Fassi anunció la construcción de un “complejo polideportivo” en un predio de 20 hectáreas (en rigor son 21,8) ubicadas en el paraje La Noria.

De acuerdo a lo anunciado y exhibido en un video proyectado en la ocasión, el municipio avanzaría en la construcción de un espacio polideportivo propio de 3,5 hectáreas abierto a la comunidad, con un salón de usos múltiples techado, canchas de fútbol, vóley y básquet, oficina de deportes y sanitarios.

En el mismo acto la jefa comunal firmó un comodato con instituciones deportivas locales cediéndoles diferentes superficies -inicialmente por un plazo de 20 años pero con la idea de una cesión definitiva- para el desarrollo de infraestructura deportiva.

Los beneficiados fueron la peña ciclística “La Tuerca”, que recibió 7 hectáreas para la construcción de un velódromo; el Cañuelas Fútbol Club, que recibió 3,5; el Club Juventud Unida, que recibió 2,5; y el club de hockey y rugby Las Cañas, también 2,5. En su representación firmaron Panchito Rodríguez, Marcelo Ponce, Mauricio Petre y Diego Baquero, respectivamente.


En todos los casos los clubes asumieron el compromiso de desarrollar en el espacio cedido por el Municipio infraestructura deportiva acorde a las actividades que realizan (canchas de entrenamiento, retiros deportivos, etc.).

Este viernes InfoCañuelas habló con el abogado Marcos Jáuregui Lorda, quien patrocina a Sosa Solomita en el trámite sucesorio y en este nuevo conflicto surgido con el municipio.

El abogado explicó que en 1990 Ángel Antonio Solomita, un vecino de La Matanza que ya falleció, compró en Cañuelas tres campos (San Pedro, San Agustín y Don Roque) que en conjunto suman más de 800 hectáreas. Tuvo dos hijos: Ángel Antonio, también ya fallecido, y otro que nunca reconoció en vida, Martín Nicolás Sosa Solomita, finalmente reconocido por la justicia como hijo natural a partir de tres estudios de ADN.

“En 2022 llegamos a un acuerdo con los sobrinos de Sosa Solomita para la partición de bienes y de esa manera se puso fin a las divergencias. Ahora nos encontramos con este nuevo conflicto inesperado” indicó Jáuregui Lorda.

Celeste: los campos de Solomita. Rojo: la franja en disputa.

“Cuando vemos la escritura por la cual Solomita compró el campo San Agustín en 1990 vemos que el vendedor también le cedió los derechos posesorios de esa franja que la Municipalidad acaba de inscribir a su nombre. Solomita la ocupó en 1990 con animales y actividad agropecuaria y eso siguió de manera ininterrumpida luego de su fallecimiento hasta la actualidad”.

“Es un excedente fiscal que nunca fue de nadie. No era de la Municipalidad ni de Solomita. Pero no es de nadie si nadie lo ocupa. Solomita lo ocupó efectivamente desde 1990. La Municipalidad jamás lo ocupó”.

“Mandamos una carta documento pero el municipio no contestó. Es lamentable que un ciudadano haga un reclamo y que el municipio no responda. Por eso nos presentamos ante la Presidencia del Concejo Deliberante, que tampoco ha emitido ninguna respuesta. Los poderes públicos no dicen nada. Un comportamiento totalmente cuestionable” advirtió el letrado.

Jáuregui Lorda finalizó con un llamado: “Queremos que la Municipalidad revise su decisión, voluntariamente. Si no lo hace, tendremos que ir a la justicia para defender esa franja que desde los 90 pertenece a Solomita y ahora a su heredero”.

La escritura Nro. 3571 -a la que tuvo acceso InfoCañuelas- fue firmada el 21 de marzo de 2023 ante la escribana delegada María Laura Mattioli, de la Escribanía General de Gobierno de la Provincia. En ella la intendente Marisa Fassi expresó que venía a “salvaguardar los intereses municipales”, y que ante el visto bueno dado por la Dirección Provincial de Catastro, la Contaduría de la Provincia y el Fiscal de Estado, “corresponde incorporar la parcela 70 A partida 32530 al dominio municipal”

En la misma escritura también se incorporó una segunda parcela, la 13 H, otro excedente fiscal ubicado en La Noria. No está confirmado oficialmente, pero sería cedida a la Fundación Leiva para instalar un comedor y un espacio recreativo.

En ambos casos se invocó el artículo 4to. de la Ley 9533/80, que señala que “Constituyen bienes municipales los inmuebles pertenecientes al Estado por dominio eminente o vacancia (…) y los excedentes o sobrantes”.

Ante un llamado de InfoCañuelas el jefe de Gabinete, Fernando Jantus, señaló que “Quienes reclaman estas tierras jamás presentaron un plano ni nada. Esto no tiene ninguna vuelta atrás, no hay ninguna negociación posible. En la zona había dos reservas fiscales que ya han sido escrituradas a nombre del municipio y que se utilizarán para fines públicos”.

Al ser consultado sobre el plazo y el modo en el que el municipio ejerció la posesión de esos inmuebles el funcionario indicó que “la figura de la prescripción administrativa que hemos utilizado es distinta a la usucapión. El municipio no tiene por qué tener una posesión ininterrumpida de 20 años”.

Por último señaló que “Todavía estamos en los plazos para responder la carta documento. La respuesta se está elaborando y se enviará en los próximos días”.

Escrito por: Redacción InfoCañuelas