Volver a sección

| Cultura y eventos

Videos históricos. Uriburu en La Martona en 1931 y De Gaulle en la estancia San Martín en 1964

InfoCañuelas halló documentos fílmicos nunca publicados sobre la cuna de la industria lechera nacional.

InfoCañuelas halló documentos fílmicos nunca publicados sobre la cuna de la industria lechera nacional.

Videos históricos. Uriburu en La Martona en 1931 y De Gaulle en la estancia San Martín en 1964

 Uriburu junto a Vicente Rufino Casares en la planta.

Mucho se ha escrito sobre la familia Vicente Casares, su estancia San Martín en Cañuelas y su fábrica La Martona. Sin embargo, escasas son las grabaciones que han trascendido a pesar de que la empresa láctea tuvo una existencia casi centenaria.

A partir de una búsqueda en el Archivo General de la Nación (AGN), InfoCañuelas halló dos registros fílmicos de enorme valor histórico y sentimental para los cañuelenses.

El primero muestra la visita del presidente de facto José Félix Uriburu (1930-1932) a la fábrica La Martona en la mitad de su mandato. La grabación fue realizado por el austríaco Max Glucksmann, pionero de la industria cinematográfica argentina y de las cintas documentales, cuya colección se encuentra en el AGN.

El segundo video ofrece varios pantallazos de la visita del general francés Charles De Gaulle y el presidente Arturo Illia a la estancia San Martín en 1964.

URIBURU EN LA MARTONA

En 1931, poco después de derrocar al presidente constitucional Hipólito Yrigoyen, el general José Félix Uriburu hizo una visita a la planta de La Martona, contigua a la estación del ferrocarril de Vicente Casares.

El documento conservado en la filmoteca de Max Glucksmann muestra una nutrida delegación de hombres y mujeres en lo que parece una salida de campo. Uriburu llegó acompañado por los ministro de Agricultura, Horacio Beccar Varela, y de Guerra, general Francisco Medina.

Varias tomas captan a Uriburu recorriendo la planta láctea junto a Vicente Rufino Casares. Se aprecia una sala repleta de tarros lecheros y los carros estacionados junto a la plataforma de descarga.


DE GAULLE EN LA ESTANCIA SAN MARTÍN

En 1964 el héroe de la resistencia francesa durante la Segunda Guerra Mundial realizó una gira por una decena de países sudamericanos. Estuvo en Argentina del 3 al 6 de octubre de ese año, durante el gobierno de Arturo Humberto Illia, y precisamente su primera escala en el país fue la estancia San Martín en Cañuelas.

Los mandatarios fueron recibidos por alumnos de la Escuela 17 que los saludaban con carteles de bienvenida y banderas argentinas y francesas en la entrada al pueblo. Varios jinetes los escoltaron por el camino de tierra hasta la estancia de los Casares, donde compartieron un asado.

Las imágenes que hoy InfoCañuelas publica por primera vez muestran los preparativos de la visita, la carne al asador y las parrillas repletas de chorizos y achuras dispuestas en el parque, y el almuerzo posterior en la sala principal del casco. El servicio estuvo a cargo de Luis Ángel Picco, en ese momento a cargo de la concesión de la confitería La Martona ubicada sobre Ruta 205. Y entre los mozos que sirvieron a los ilustres visitantes se distingue al vecino Roque Arriaga.

Un grupo de músico y una pareja de baile entretienen a la comitiva en la galería del edificio, a metros de los leones que coronan la entrada. Los músicos son los Hermanos Ábalos y el bailarín es nada más y nada menos que Vitillo Ábalos, el bombisto del conjunto. 

Cerca del final, De Gaulle, Illia y el vicepresidente Carlos Perette se desplazan hacia un sector del parque para observar un espectáculo de doma. Uno de los jinetes que le estrecha la mano del presidente galo es Orlando Garigulo. En la comitiva se observa al canciller Migue Ángel Zavala Ortiz y un joven Conrado Storani.

Un detalle pintoresco de aquella jornada tiene que ver con el pórtico de acceso a la estancia, que está formado por un gran portón central y dos menores a los lados. Cuentan los memoriosos que cuando fueron a abrir el portón central no pudieron porque estaba totalmente atascado. ¿Qué hacer? Era casi un insulto que De Gaulle entrara por los portones auxiliares. Finalmente hicieron que la escolta de jinetes se encontrara con el auto un tramo antes y que al llegar se abrieran en dos columnas pasando a cada lado. 

Otro incidente, menos risueño, enmarcado en la proscripción del peronismo, fue el que protagonizó Perette con un gaucho que participaba la fiesta. Al pasar el auto oficial el paisano le gritó “Viva Perón carajo”, lo que desató una avalancha de insultos del vicepresidente radical.

En 2014 InfoCañuelas publicó algunas imágenes de esta jornada, conservadas en la filmoteca British Pathé, aunque en este caso el material del AGN es más extenso y detallado.


Germán Hergenrether

x