Volver a sección

Cultura y eventos

Una fiesta del aire

Con la presencia de miles de visitantes, concluyó el VI Encuentro de Paramotores. Si bien el viento impidió la realización de algunas actividades, la gente disfrutó los vuelos y una tarde a pleno sol con la música de Leo García y Zeta Bosio. Mirá los videos.

1 / 31

1 / 31

El VI Encuentro de Paramotores organizado por el centro de instrucción de vuelo La Búsqueda fue una fiesta tanto para los pilotos amantes de este deporte como para el público aficionado.

Desde las primeras horas del domingo, miles de familias se concentraron en el predio ubicado en ruta 3 y bajada de la autopista.

Mientras los más chicos se dedicaron a remontar barriletes de todos los tamaños, formas y colores, otros se ubicaron frente al escenario para escuchar a las muy buenas bandas Natural Cocaleros, Armant y Bodie & the Flugelrads, que cerró con su hit Uhuhuh.

Siguieron Leo García, que cantó su clásico Morrissey hasta algunos covers como Canción para mi muerte de Sui Generis.

Cuando en la pista se disponían a salir los primeros paramotores, Zeta Bosio en condición de DJ dio por inaugurado el evento con “La ciudad de la furia”: Me verás volar…





Durante toda la tarde hubo salidas de paramotores monoplaza y biplaza, aunque el viento, por momentos intenso, complicó las actividades. Tampoco se pudieron terminar de inflar los globos aerostáticos que estaban previstos para que los niños realizaran vuelos cautivos.

De todos modos, la gente pudo observar desde cerca el inflado de las velas, los despegues y aterrizajes de las máquinas que llegaron de varias provincias del país. Marcelo Toledo, director de la Búsqueda, controló personalmente el movimiento de la pista, y logró que todo transcurriera prolijo y sin percances.

InfoCañuelas tuvo la posibilidad de subir al último vuelo biplaza de la tarde
, cuando el sol se escondía en el horizonte y se prendían las luces de Cañuelas. El experimentado piloto Jorge Coronel se estacionó unos cinco minutos con el motor apagado sobre el espacio aéreo de la Finaco, aprovechando las buenas condiciones que se dan al atardecer: ausencia de vientos, menor turbulencia y vistas impactantes. Un paisaje, una calma y un silencio difíciles de conseguir con otra aeronave.










INFOCAÑUELAS