Volver a sección

| Cultura y eventos

Ovación para Iñaki Urlezaga y su ballet Concierto

En su tercera visita a Cañuelas el bailarín platense fue aplaudido a sala llena. Mariana Quintana y Andrés Indaverea, del estudio de danzas Galantha, analizan la presentación.

En su tercera visita a Cañuelas el bailarín platense fue aplaudido a sala llena. Mariana Quintana y Andrés Indaverea, del estudio de danzas Galantha, analizan la presentación.

1 / 40

1 / 40

2 / 40

2 / 40

3 / 40

3 / 40

4 / 40

4 / 40

5 / 40

5 / 40

6 / 40

6 / 40

7 / 40

7 / 40

8 / 40

8 / 40

9 / 40

9 / 40

10 / 40

10 / 40

11 / 40

11 / 40

12 / 40

12 / 40

13 / 40

13 / 40

14 / 40

14 / 40

15 / 40

15 / 40

16 / 40

16 / 40

17 / 40

17 / 40

18 / 40

18 / 40

19 / 40

19 / 40

20 / 40

20 / 40

21 / 40

21 / 40

22 / 40

22 / 40

23 / 40

23 / 40

24 / 40

24 / 40

25 / 40

25 / 40

26 / 40

26 / 40

27 / 40

27 / 40

28 / 40

28 / 40

29 / 40

29 / 40

30 / 40

30 / 40

31 / 40

31 / 40

32 / 40

32 / 40

33 / 40

33 / 40

34 / 40

34 / 40

35 / 40

35 / 40

36 / 40

36 / 40

37 / 40

37 / 40

38 / 40

38 / 40

39 / 40

39 / 40

40 / 40

40 / 40

Iñaki Urlezaga volvió a cautivar al público cañuelense en su tercera presentación en el Cine Teatro Cañuelas, organizada por el municipio.

Este sábado a las 21.15 el artista platense se presentó junto a su Ballet Concierto luego de una reciente presentación en China y próximo a una gira por México.

Un público de todas las edades colmó el Cine Teatro Cañuelas, desde la sala principal hasta el segundo palco. En la platea fue necesario agregar algunas sillas ante la fuerte demanda de entradas.

En una primera parte ofreció “Carmen” de Georges Bizet, con coreografía de A. Alonso.Luego del intervalo siguió "El combate" (música de Raffaello de Banfield, adaptación coreográfica de Esmeralda Agoglia sobre la original de William Dollar) para cerrar con el Grand Pas de Don Quijote.

Iñaki y todos sus bailarines –especialmente su bella partenaire Eliana Figueroa y Franco Cadelago- se llevaron una ovación sostenida del público.

Cuando los artistas aún no habían concluido su saludo, el intendente y algunos de sus funcionarios subieron al escenario para regalarle a Urlezaga un cuadro y una bolsa con artículos regionales, un gesto que estuvo de más en una noche que tuvo al arte como protagonista.

***

UN ESPECTÁCULO DE ALTO NIVEL ARTÍSTICO

(Por Mariana Quintana y Andrés Indaverea) La visita del gran Iñaki Urlezaga y su Ballet Concierto fue nuevamente un increíble regalo para Cañuelas. Esta vez el obsequio fue una puesta de alto nivel artístico, con una selección coreográfica muy refinada.

Definitivamente nuestra ciudad agradeció al conjunto de artistas por tanta belleza con un teatro repleto, aplausos interminables y permanente ovaciones por cada destreza desplegada.

En esta oportunidad pudimos deleitarnos con tres piezas de estilos muy diferentes en su técnica, pero similares por sus argumentos de drama y tragedia en los que abundan los personajes de carácter.

Carmen de Bizet es uno de los ballets de repertorio más reconocidos en el mundo de la danza pero no es de los que se montan con mayor frecuencia como “El lago de los cisnes” o “La bella durmiente”. Allí encuentro un valor en Iñaki que es mantener su línea clásica sin caer en la monotonía y sacando a la luz lo más desconocido.

Un ejemplo claro de esto fue la segunda parte del espectáculo que comenzó con un número moderno, pero no del estilo contemporáneo que hoy conocemos que fusiona corrientes musicales y “dancísticas” actuales, sino una pieza fundada en las bases modernas de Vaslav Nijinsky. Él fue unos de los bailarines rusos más virtuosos de todos los tiempos (1890 - 1950), que luego de su trayectoria como bailarín se lanzó como coreógrafo. En ese nuevo rol revolucionó al mundo con la obra “La siesta del fauno” por incorporar movimientos que rompían con la estética de la danza clásica. “Cigarreras”, “Hombres” y “Combate” fueron los fragmentos que nos propusieron Iñaki y su ballet, interpretando a caballos con movimientos muy precisos al compás de una música legendaria.

Para cerrar, la obra clásica por excelencia: “Don Quijote”. Aquí pudimos apreciar la técnica más pura de los bailarines junto a esa música española tan enérgica. Iñaki desplegó su virtuosidad en saltos y giros así como también lo hizo Eliana Figueroa, su partenaire que lo acompaña desde hace varios años. La ejecución de Don Quijote cubrió el escenario de tutús, zapatillas de punta, movimientos estilizados y todo lo necesario para que gran parte del público se emocione. La noche no podía cerrarse de otra manera, “Don Quijote” era lo que todos estábamos esperando ver finalmente. Estas obras de repertorio clásico que se montan de la misma manera desde hace tantos años en los escenarios del mundo siguen despertando siempre la mayor atracción y los sentimientos en los espectadores de este arte.

Como aspectos positivos, destacamos lo siguiente:

-La selección coreográfica, basada en la tradición y el buen gusto, más que en criterios comerciales.

-La adaptación coreográfica a nuestro escenario, siendo que estos bailarines acostumbran a ejecutar su arte en espacios que son tres veces más grande.

-El vestuario, que respetó la esencia de cada ballet clásico como Carmen y Quijote, y el uso de vistosos yelmos en el repertorio moderno.

-Un aspecto a mejorar es que una parte del ballet que acompañó a Iñaki está compuesto por nuevos bailarines que se han incorporado recientemente a su compañía y aún no son limpios en su técnica. De todos modos, esta es una valoración de que puede hacer un “balletomano”; el público normal repara en la belleza de la actuación en general. .     

Desde Galantha Estudio de Danzas, queremos agradecerle al equipo de la Dirección de Cultura que este año nuevamente nos permitió llevar a parte del alumnado a disfrutar del ensayo durante la tarde del sábado para que aprecien la disciplina de cada profesional, los métodos de corrección, los aspectos a considerar en un montaje de este tipo y la sencillez de los grandes consagrados.

A modo de sugerencia en términos de organización, nos gustaría que todas las instituciones educativas afines a esta y otras ramas del arte reciban una invitación especial para estas ocasiones. Esto influye mucho en la motivación de los alumnos para continuar sus estudios y en nosotros como líderes de un proyecto educativo.

Sólo resta decir: ¡Gracias! ¡Que se repita!

Andrés Indaverea
Mariana Quintana
(Directores de Galantha Estudio de Danzas)

 

x