Volver a sección

Cultura y eventos

“La pobreza no es romántica”

El padre Luis Farinello hizo un diagnóstico duro, realista y criticó el asistencialismo. “Lo peor que le podés hacer a un pobre -dijo- es regalarle la bolsita”. También abogó por la esperanza.

El padre Luis Farinello emocionó al público cañuelense, el viernes, en el marco del Café Cultura Nación con un discurso cálido, realista y esperanzador.  "Usted tiene que venir más seguido pero para predicar", lo invitó Tachi Casanova y todos asintieron con un aplauso.  

Farinello hizo un  diagnóstico duro de la situación en la que viven millones de argentinos y dijo que con trabajo y decisión política se deberían resolver muchos de los problemas sociales que hay en nuestro país. Pero lejos de recargar las tintas en feroces críticas, invitó a creer en el amor como primera medida para promover y reinventar un hombre nuevo "en un mundo que está loco". "Algunas veces me dicen que soy comunista y les digo que no, que soy algo peor, soy cristiano:  Jesús  es la revolución, la revolución del amor".

Con las palabras justas -que recorrieron pasajes de la Biblia, canciones populares de Larralde y Facundo Cabral, y relatos de los fieles- narró esa  realidad  que no llena  las páginas de los diarios. "La pobreza no es una cosa romántica, no es fácil trabajar con los pobres,  también hay muchos  fracasos; la pobreza te destruye por dentro.  Hay que entender... hay que entender. Ustedes no saben lo que es la villa en estos días de lluvia, hay más barro adentro de las casitas que afuera; los chiquitos duermen con los perros encima porque no tienen frazadas, pasan frío".

"La pobreza te mata -prosiguió-;  en el verano las moscas verdes conviven con la gente que vive de la basura.   ¿Qué querés, que a los 18 años escuchen Beethoven?;  cada pibe es heredero de su historia. Si a un niño lo arropan a la noche, le dan amor, lo besan, ese va a ser un buen pibe porque lo aman y va a devolver amor; si recibe todo lo contrario también lo va a devolver".

Frente a esta situación, Farinello y sus seguidores promueven más de 60 emprendimientos productivos en el país destinados a enseñar a  trabajar y a ganarse el pan. "Lo peor que le podés  hacer a un pobre es regalarle la bolsita, es necesario darle oportunidades de ganarse su sustento", dijo. 

Pese a ello, se lamentó frente a los  sectores de la política que "necesitan de la pobreza" para conseguir votos  y reconoció que  "el país crece pero la torta no se distribuye,  falta mucho para que haya justicia social". 

SUEÑOS DE CAMBIO
Farinello fue uno de los curas tercermundista s que soñaba con la posibilidad de darles a los países no alineados un futuro mejor ni encaramado con el capitalismo ni con el comunismo. De allí surgió la idea de promover un Tercer Mundo con capacidad de decidir sobre su futuro.  Pero la historia dio un giro imprevisto.

Muchos curas fueron ‘tragados' por la dictadura del 76 y los sueños,  debilitados  por el triunfo del capitalismo promotor del individualismo y del consumismo. "Ahora la gente los domingos va al shopping en lugar de ir a la Iglesia, y aunque no puedan comprar nada sueñan con esos bienes materiales".

Sin embargo, dijo,  no todo está perdido: "Uno puede ser tan feliz tomando mate en la cocina con la mujer que ama; las cosas que nos hacen felices son gratuitas".

"La batalla está dentro de nosotros, debemos mirarnos  hacia adentro, si ganaste tu batalla vas a aguantar hasta la tortura, a veces no sabemos que estamos en medio de una batalla.  Debemos hacernos sinfonía, el pecado es separar, Jesús propone la  común unión, la comunión, hay un pan para compartir en una misma mesa.  Lo peor es que nos digan en la iglesia que estamos excomulgados, y en nuestra sociedad nos falta la comunión. Pero no debemos bajar los brazos".

Sobre el final del encuentro,  coordinado por Julio Herrera, el padre Farinello invitó a los presentes a soñar y a actuar en consecuencia para revertir la realidad y transformar poco a poco el mundo actual:  "No todo está podrido, aunque nos quieran hacer creer eso, comparado con tanto amor que hay, hay mucho amor para dar".

INFOCAÑUELAS
14-09-07