Volver a sección

| Cultura y eventos

La fe llegó a Uribelarrea

Centenares de fieles procedentes de toda la región caminaron el fin de semana hasta el Santuario Nuestra Señora de Luján, en la primera peregrinación diocesana.

Centenares de fieles procedentes de toda la región caminaron el fin de semana hasta el Santuario Nuestra Señora de Luján, en la primera peregrinación diocesana.

1 / 19

Los peregrinos caminan sobre calle Crotto, llegando a Uribe.

1 / 19

2 / 19

2 / 19

3 / 19

3 / 19

4 / 19

4 / 19

5 / 19

5 / 19

6 / 19

6 / 19

7 / 19

7 / 19

8 / 19

8 / 19

9 / 19

9 / 19

10 / 19

10 / 19

11 / 19

11 / 19

12 / 19

12 / 19

13 / 19

13 / 19

14 / 19

14 / 19

15 / 19

15 / 19

16 / 19

16 / 19

17 / 19

17 / 19

18 / 19

18 / 19

19 / 19

19 / 19

Luego de varios meses de preparación, ningún detalle fue librado al azar. Y por eso la Primera Peregrinación Diocesana al Santuario Nuestra Señora de Luján de Uribelarrea culminó como se esperaba: como una fiesta de fe y compromiso.

Más de 500 peregrinos llegaron el domingo al santuario uribeño luego de recorrer 54 kilómetros de autopista, ruta y caminos de tierra.

El arribo se produjo a las 9.30, un poco más tarde de lo previsto, dando lugar a la misa encabezada por el obispo Juan Horacio Suárez y concelebrada por varios sacerdotes. En la misma ceremonia el padre Juan Carlos Flores tomó formal posesión de la parroquia de Uribelarrea.

La marcha se había iniciado la tarde anterior desde la catedral Cristo Rey, precedida por una imagen de la Virgen de Luján y el cartel "Laferrere camina con María".

En el camino hubo una decena de paradas, con asistencia médica, baños y provisión de agua. Las personas que no estaban en condiciones de continuar podían subir a un vehículo de Defensa Civil que se encargaba de acercarlas al próximo puesto.

En el Ateneo Juan Pablo II
de Cañuelas se produjo una pausa un poco más extensa. La gente, atendida por los jóvenes de Acción Católica, recibió facturas y mate cocido o café, reponiendo energías para encarar la última etapa del camino Panelo.

"Tenemos que destacar la excelente organización y todo el operativo que montaron Defensa Civil, Policía, ambulancias, Municipalidad y Gendarmería. Todos el tiempo nos sentimos seguros y cuidados. También es importante destacar la colaboración de los Scouts, Acción Católica y de muchísimos laicos", comentó a InfoCañuelas Juan Taborda, uno de los peregrinos que realizó todo el recorrido y que trabaja en la parroquia San Carlos Borromeo de Isidro Casanova.

"En Cañuelas tuvimos una gran recepción, tanto por parte del párroco Mario Slongo como parte de los jóvenes que se acercaban a servirle el desayuno a los que estaban más cansados. Se vivió un clima de mucho apoyo".

Además, Taborda destacó que siempre se marchó a un ritmo tranquilo, para acompañar a aquellos que tenían más dificultades.

"La intención fue peregrinar juntos. Todo el tiempo sentíamos el rezo de la persona que teníamos al lado. Algunos llevamos guitarras e íbamos cantando, para animar la marcha".

Juan aseguró que ya está todo dado para hacer de esta peregrinación un evento anual. "La idea es repetirla el año que viene. Esto es algo que va a ir creciendo. Fue el primer paso de algo que será muy grande".

Fotos gentileza: Miriam Schewalie, Juan Taborda, Juan Rodolfo Cussigh y Obispado.

INFOCAÑUELAS

Galería multimedia

La noticia en imágenes y videos

x