Volver a sección

Cultura y eventos

Fiestas patronales: menos gente por la gripe

Unas mil personas participaron este jueves en la procesión por las calles del centro.

El impacto de la epidemia gripal también se hizo sentir en las fiestas patronales, que en esta oportunidad contaron con menos fieles.

Unas mil personas (tres veces menos que el año pasado) se congregaron frente a la iglesia para realizar la procesión por calles Del Carmen, Moreno, Yrigoyen y Libertad.

La marcha estuvo encabezada por el obispo Monseñor Juan Horacio Suárez, y los sacerdotes Mario Slongo, Orlando Coquibus y Ramón Alves.

Entre las autoridades políticas solamente se hallaban el presidente del Concejo Deliberante, Fernando Kuri, y algunos concejales y funcionarios. El intendente y su esposa no participaron en la fecha festiva.

EL MENSAJE DEL OBISPO

Monseñor Juan Horacio Suárez centró su homilía en el mensaje del Papa Benedicto XVI pronunciado en su visita a Aparecida (Brasil) en mayo de 2007.

Durante la Asamblea Plenaria del CELAM se propuso una nueva evangelización del continente.

"La misión a la que nos convoca el Papa debe ser, ante todo, animar la vocación misionera de los cristianos, fortaleciendo las raíces de su fe, y despertando su responsabilidad para que todos los cristianos vivamos en estado de misión permanente. Debemos saber predicar el Evangelio sin miedo y con valentía", pidió el jefe de la Diócesis.

Además, dijo que en esta actividad pastoral el mayor esfuerzo debe estar destinado a las familias, a la captación de los jóvenes y a la caridad con los más necesitados, "que deberá manifestarse a través de una acción caritativa renovada".

INFOCAÑUELAS