Volver a sección

| Cultura y eventos

Fiestas patronales en la Capilla Desatanudos

Desde hoy hasta el jueves 8 de diciembre habrá actividades pastorales en la capilla del barrio La Garita de Cañuelas. Los festejos concluirán con una procesión, misa y almuerzo a la canasta.

Desde hoy hasta el jueves 8 de diciembre habrá actividades pastorales en la capilla del barrio La Garita de Cañuelas. Los festejos concluirán con una procesión, misa y almuerzo a la canasta.

La Capilla Nuestra Señora Desatanudos, emplazada enla comunidad Revivir del barrio La Garita, celebra el próximo jueves 8 de diciembre, sus primeras fiestas patronales.

Ese día, a las 10 hs. se realizará una procesión con la imagen de la virgencita para terminar en la Capilla de la calle Belgrano 354, donde se celebrará la misa a las 11

El festejo continuará con un almuerzo a la canasta (llevar empanadas, tartas y gaseosas), cantos y mate.

La Virgen Desatanudos es una advocación de la Inmaculada Concepción que se celebra los 8 de diciembre. La imagen original de Nuestra  Sra. Desatanudos fue pintada en 1700. El pintor se basó en una frase escrita por San Ireneo de Lyon en el año 200 “Los nudos que ató la desobediencia y la falta de fe de Eva, los desató la obediencia y la fidelidad de María”.

Como se recordará, el centro religioso de Cañuelas, creado bajo su advocación, fue bendecido con la presencia del cardenal Jorge Bergoglio.

“Estamos muy felices porque el próximo 8 de diciembre festejamos nuestras primeras Fiestas Patronales. Es por ello que te invitamos a rezar la novena a Nuestra Patrona, para agradecerle las gracias concedidas y pedirle por todas las intenciones que tenemos en nuestro corazón”, convocó el padre Alejandro Delorenzi.

“Cada día –continuó Delorenzi– haz la señal de la cruz y reza la oración a Nuestra Señora Destanudos,
La que desata los nudos".

La oración dice:

Tierna Señora, sabes de nuestros nudos
conoces nuestras fragilidades
Nos ponemos en tus manos
Nos sentimos necesitados y doloridos
y dejamos que tu mano se pose
tiernamente sobre nuestras ataduras.
Dulce Señora, que alivias nuestro camino
queremos desatar las injusticias
las postergaciones, las veces que dejamos
al distinto y el silencio que hacemos cuando
nos seduce el miedo.
Aquí estamos tus hijos
dulce Madre de Los Pueblos.                                          
Amén.


ORACIONES DIARIAS

Primer día: 29/11. “Ella dará a luz un hijo a quien pondrá el nombre de Jesús, porque Él salvará a su pueblo de todos sus pecados”

Segundo día: 30/11. “El Ángel le respondió; el Espíritu Santo descenderá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Por eso el niño será Santo y será llamado Hijo de Dios” (Lucas 1, 21)   

Tercer día: 1/12. “María dijo entonces: Yo soy la servidor del Señor, que se cumpla en mi lo que has dicho. Y el Ángel se alejó” (Lucas 1, 38).

Cuarto día: 2/12. “Vayamos a Belén y veamos lo que ha sucedido… fueron rápidamente y encontraron a María y al recién nacido acostado en el pesebre. Al verlo contaron lo que habían oído decir de este niño… mientras tanto , María conservaba estas cosas y las meditaba en su corazón” (Lucas 2, 15-19).

Quinto día: 3/12.
Su padre y su madre estaban admirados por lo que oían decir de Jesús. El anciano Simeón, después de bendecirlos, dijo a María, la Madre: “Este niño será causa de caída y elevación para muchos en Israel; será signo de contradicción”.

Sexto día: 4/12. “Jesús le respondió: Mujer, que tenemos que ver nosotros? Mi hora no ha llegado todavía. Pero su madre dijo a los sirvientes: “Hagan todo lo que Él les diga”. (Juan 2, 4-5).

Séptimo día: 5/12. “Pidan y se les dará, busquen y encontrarán, llamen y se les abrirá, porque todo el que pide, recibe, el que busca encuentra, y al que llame se le abrirá” (Mateo 7, 7-8).

Octavo día: 6/12.
“Al ver a la madre y cerca de ella al discípulo a quien él amaba, Jesús le dijo: Mujer aquí tienes a tu hijo. Luego dijo al discípulo: Aquí tienes a tu madre, y desde aquel momento, el discípulo la recibió en su casa” (Juan 19, 26-27).

Noveno día: 7/12. “Los apóstoles, íntimamente unidos, se dedicaban a la oración en compañía de María, la Madre de Jesús y al llegar el día de Pentecostés, todos quedaron llenos del Espíritu Santo” (Hechos 1, 14 y 2, 1.4).

INFOCAÑUELAS
x