19 de mayo. Cañuelas, Argentina.

weather

El Tarquino en la Cámara de Diputados: a contramano de la historia

Un legislador de Juntos impulsó un proyecto para declarar de interés cultural los 200 años del arribo del toro a Cañuelas, cuando faltan 13 años para que se cumpla el bicentenario.

Buryaile y la etiqueta que instaló un error.

Buryaile y la etiqueta que instaló un error.

El diputado Nacional de Juntos y ex ministro de Agroindustria durante la gestión de Mauricio Macri, Ricardo Buryaile, presentó un proyecto legislativo para expresar el beneplácito por el bicentenario de la llegada de “Tarquino”, el primer toro de esa raza que ingresó a nuestro país, siendo el precursor de la genética que se cruzó con el ganado criollo dando lugar a la “Revolución de las Pampas”.

En un extenso escrito Buryaile explica -sin citar fuentes- que el ganadero escocés John Miller adquirió el toro en 1823 y que lo llevó a su estancia «La Caledonia» cerca de Cañuelas. “A partir de ese momento se elevó la calidad de los animales de tal manera que la Argentina se convirtió en una verdadera fábrica de carne, sobre todo a partir del nacimiento de la refrigeración”.

Ahora bien, como ya se explicó en detalle en un artículo anterior, el año 1823 se habría instalado como válido porque aparecía impreso en la etiqueta del whisky Criadores (hace un par de años la empresa Llorente, a cargo de su comercialización, decidió modificar el diseño y retirar la fecha).

Para llevar claridad al asunto, el historiador local Lucio García Ledesma, en su libro Bases documentales para la historia de Cañuelas, logró demostrar de manera palmaria que Tarquino arribó al puerto de Buenos Aires en 1836; no en 1823.

Como resultado de su trabajo silencioso de décadas, en las que pasó días enteros recorriendo archivos y museos de Buenos Aires y La Plata, don Lucio encontró que un toro Durham llamado “Tarquin” ingresó al país el 8 de marzo de 1836 en el bergantín Caraboo que había partido de Liverpool el 24 de diciembre de 1835. La información aparece en el movimiento de barcos mercantes publicado 12 de marzo de 1836 en The British Packet and Argentine News, semanario editado para la población angloparlante. En números posteriores también detectó el arribo de John Miller, quien luego de despachar al semental en el bergantín, zarpó hacia Buenos Aires en otra embarcación

Con el propósito de verificar este dato Don Lucio también consultó el libro de la Aduana conservado en el Archivo General de la Nación donde halló el ingreso de un toro en el bergantín Caraboo el 10 de marzo de 1836 (hay dos días de diferencia respecto a lo informado por el periódico). 

Pero, por si no resultara suficiente lo investigado por García Ledesma (en algunos ambientes existe una tendencia a menospreciar lo local, considerándolo de inferior calidad), hay otros autores respetables que también sostienen la misma tesis.

•  En La estancia argentina (1978) de Pedro Capdevila, se indica en la página 406 que “El toro Tarquino es un Durham que llegó al país el 12 de marzo de 1836 en el vapor Caraboo, dando su nombre durante tres décadas a la hacienda mejorada”.

•  “En 1836 Miller trae al toro Tarquino, uno de los orígenes de la ganadería argentina, y ese mismo año se funda la Sociedad Pastoril de Merinos”. Carlos Moreno, Patrimonio de la producción rural en el antiguo partido de Cañuelas, 1991. 

•  “En 1836 un estanciero inglés importa el primer toro de raza Shorthorn de nombre Tarquino, famoso en los anales de la ganadería argentina”. Roberto Alemann, Breve historia de la política económica argentina 1500-1989, 1989.

•  “Como indicó García Ledesma, es la primera vez que los tarquinos se ven mencionados en los documentos (...) García Ledesma ha encontrado el año 1836 como el más probable”. Estancias viejas: historia, audacia, coraje y aventura. Carlos Antonio Moncaut, 1996.

Sobran elementos para que los integrantes de la comisión de Agricultura y Ganadería de la Cámara analicen seriamente el tema antes de aprobar un desatino.

Escrito por: Redacción InfoCañuelas