Volver a sección

| Cultura y eventos

Don Emilio Carballo, uno de los gallegos que se destacó en La Martona

Fue gerente General de la empresa láctea conducida por la familia Casares.

Fue gerente General de la empresa láctea conducida por la familia Casares.

Don Emilio Carballo, uno de los gallegos que se destacó en La Martona

Nova Galicia (1901-1951) era un periódico quincenal editado en Buenos Aires para la numerosa colectividad de gallegos residentes en la Argentina, Uruguay y Chile. En una de sus secciones se ocupaba de contar la vida de algunos inmigrantes que habían logrado asentarse en el país a fuerza de trabajo y abnegación. “Nova Galicia se alegra del bienestar de sus paisanos y se conduele de sus tristezas. Nova Galicia anhela la prolongación de la vida de los compatriotas y que, satisfechos, puedan regresar a sus pueblos”, era el lema del medio gráfico dirigido por Don Fortunato Cruces.

Precisamente en la edición del 5 de noviembre de 1910 dedica un artículo a Emilio Carballo, quien había logrado ascender a gerente General de La Martona, la industria láctea fundada en Cañuelas por Vicente Lorenzo Casares.

El artículo destaca la ayuda que gracias a su posición Don Emilio brindó a muchos coterráneos que llegaban a la Argentina en busca de trabajo; y señala un dato llamativo: que 1.500 de los empleados que tenía La Martona en sus diferentes áreas eran gallegos.

A continuación reproducimos los principales párrafos de la publicación galleguista.

Entre los importantes negocios en la Argentina donde trabajan hijos de Galicia, descuella «La Martona», primer establecimiento ganadero ubicado en la Estación Vicente Casares, cuyos campos son los más valiosos de la Provincia de Buenos Aires. 

Dicho Establecimiento «La Martona» opera en Cremería, Fábrica de manteca y otros productos derivados, que circulan en toda la República y en el exterior, haciendo principalmente un enorme consumo el millón y medio de habitantes que alberga esta capital, donde funcionan, distribuidas por secciones, más de cien lujosas expendedurías de leche y artículos generales del ramo, y con un reparto a domicilio de más de 150 carruajes; siendo extraídos todos esos selectos productos de treinta mil elegidas vacas. 

Un ejército de empleados de todas nacionalidades, ocupa «La Martona», pero la mayoría de su número puede afirmarse que corresponde a gallegos, cuya cantidad no baja de 1.500 hombres. 

Desempeña el alto puesto de Gerente general de «La Martona», el señor Emilio Carballo, persona competente, ilustrada y cultísima, que por ello cuenta con la confianza y distinción del Directorio, con simpatías numerosas, y le aprecian y respetan los subalternos y personal de trabajadores, que proclaman al Sr. Carballo un jefe modelo en quien hallan amabilidad, amparo y felices esperanzas. 

Es oriundo de España el Sr. Carballo. De Andalucía y de Galicia, los venerables autores de sus días. Natural de Lalin su señor padre. 

Del álbum de un amigo del señor Carballo pudimos obtener su fotografía, que gustosísimos acompañamos a estas líneas, dejando así Nova Galicia ejecutados sus deseos de saludar cordialmente y testimoniar gratitud al señor Gerente general de «La Martona» por las estimadas deferencias y favores que dispensa a tantísimos conterráneos nuestros.


Germán Hergenrether