Volver a sección

| Cultura y eventos

Con la presencia del embajador de Haití, se realizó un homenaje a Alexandre Pétion

Es el prócer latinoamericano que da nombre a la localidad de Cañuelas.

Es el prócer latinoamericano que da nombre a la localidad de Cañuelas.

Con la presencia del embajador de Haití, se realizó un homenaje a Alexandre Pétion

 Se descubrió una figura de hierro con el perfil del prócer.

En el marco del 204 aniversario del fallecimiento del prócer haitiano Alexandre Sabès Pétion (1770-1818), se le realizó un homenaje en la localidad de Cañuelas que lleva su nombre, encabezado por el embajador de la República de Haití en Argentina, Vilbert Bélizaire.

Del acto, llevado a cabo en la plaza Agüero, participaron miembros de la comunidad educativa del Colegio Bilingüe Silos, del Jardín de Infantes 907, el administrador de Vialidad Nacional, Gustavo Arrieta, funcionarios municipales, concejales, consejeros escolares, instituciones educativas, representantes de entidades intermedias de la localidad, además de vecinos y vecinas de Alejandro Petión, y el cura Párroco Ramón Costilla. La intendente Marisa Fassi no pudo asistir debido a que se encontraba en una actividad institucional en la provincia de Córdoba.

Durante la celebración se descubrió una escultura de hierro con la imagen de Petión, realizada por Cecilia Cassera y Esteban Sarlenga, y se plantaron dos árboles representativos: un ceibo (flor nacional de Argentina) y una palmera Real (de Haití).

En el inicio, tras los Himnos Nacionales de ambos países, tomó la palabra en representación de la comunidad Patricia Tschirch, quien agradeció la invitación y relató el crecimiento de la localidad, recordando a tradicionales vecinos de la comunidad que “ya no están físicamente, pero con su ejemplo y dedicación, ayudaron a construir lo que hoy somos. Su recuerdo y su esencia se sienten, son parte de nuestra memoria y de nuestro comienzo".

Tschirch hizo también referencia a Alejandro Petión, el líder latinoamericano cuyo nombre tomó la localidad: "Sus batallas y personalidad fuerte, aguerrida, es una energía que se transmite a través del tiempo y que hoy reconocemos. Somos el único pueblo argentino que lleva su nombre, nos llena de orgullo y nos caracteriza. Ha sido uno de los libertadores más importantes de América", destacó.

Por su parte, Gustavo Arrieta aseguró que “es un día muy especial para Cañuelas en el marco de sus 200 años, y para Alejandro Petión que lleva un nombre con tanto sentido histórico, que hemos aprendido a valorar y a recordar”.


Alumnos de Silos y Jardín 907 junto a autoridades.

“Cuando hablamos de la República de Haití, debemos decir que de América Central y América del Sur fue el primer país en declarar su independencia y abolir la esclavitud. En un mundo que se convulsionaba por la lucha de los imperios y el espíritu de la Revolución Francesa que proclamaba libertad, fraternidad e igualdad para todos los hombres, hubo una isla potente en Latinoamérica que fue capaz de ser el primer país en abolir la esclavitud”, dijo en referencia al prócer, destacando también que “entre 1806 y 1809 Haití fue el primer país en llevar adelante una reforma agraria. Bajo el Gobierno de Alejandro Petión, las tierras fueron repartidas entre los trabajadores y antiguos esclavos, que pasaron a ser propietarios de esas tierras y artífices de sus destinos”.

“La figura de Alejandro Petión tiene un significado especial, a veces no reconocido por el resto de los americanos”, dijo Arrieta, recordando el compromiso invaluable de Petión con la lucha independentista, su apoyo a Simón Bolívar y el asilo que le brindó a Manuel Dorrego, el primero gobernador de Buenos Aires.

“Si no hubiera existido un Petión, no habrían podido ni avanzar Bolívar y San Martín. Todo esto le debemos los argentinos y latinoamericanos a Alejandro Petión. Por eso estamos rindiendo homenaje en esta comunidad a Petión, a sus ideas de libertad e igualdad, y rindiendo homenaje a sus convicciones de que era posible luchar por un mundo más justo”, cerró Arrieta.


Embajador Vilbert Bélizaire.

Finalmente, el Embajador Vilbert Bélizaire agradeció en nombre del Gobierno Haitiano “a cada habitante de esta localidad”.

“Alexandre Pétion fue un hombre de un buen corazón, como cada uno de los habitantes de este lugar. Y fue un hombre con ideales, que luchó por el derecho de los pueblos a la autodeterminación. Un pueblo que coloniza a otro pueblo, no es un pueblo libre. Al inicio de 1800, Haití luchó para que este modelo continúe en América Latina. Para Pétion, Haití libre fue un sueño, y una Latinoamérica libre fue su convicción”, manifestó el Embajador.

Como cierre, los presentes participaron en la sede de la Sociedad de Fomento de una exposición de fotografía y cuadros, una exhibición de danzas tradicionales haitianas y argentinas, y una degustación de productos típicos de Haití.