Volver a sección

Cultura y eventos

Bienvenido Bicentenario

Cerca de la medianoche se realizó la caravana de antorchas por la Avenida Libertad. El 25 de mayo fue recibido con el himno y un show de fuegos artificiales. Se descubrió el monumento alusivo en la Plaza San Martín.

1 / 33

1 / 33

La comunidad de Cañuelas recibió el Bicentenario con una "Vigilia patriótica" que comenzó a las 20.30, en el Cine Teatro Cañuelas.

La comunidad educativa de la Escuela Secundaria 4 puso nuevamente en escena "La Cátedra del Bicentenario", obra que repasa los momentos más trascendentales de la historia argentina y que fue seguida a sala llena.

Pasadas las 23 se inició una caravana de antorchas desde Basavilbaso y Libertad hacia la Plaza San Martín, encabezada por el intendente Gustavo Arrieta y sus principales funcionarios. Los bomberos, la Guardia Urbana, los Gauchos de Uribelarrea y la Guardia del Sur participaron en la marcha que iluminó la calle principal de Cañuelas.

Cerca de la medianoche la gente se congregó en Libertad y Del Carmen, para aguardar el inicio del día del Bicentenario. Sobre un escenario montado frente a la Pirámide de Mayo, varios artistas de la música local como Coral Cañuelas, Malobueno, Cenizas y Raíces del Huaira cantaron el Himno Nacional.

La gente se trasladó luego a la esquina de Libertad y 25 de Mayo, donde se descubrió el Monumento al Bicentenario, una figura piramidal de 2,20 m, réplica de la primigenia Pirámide de Mayo que se construyó en Buenos Aires en mayo de 1911, con motivo del primer aniversario de la Revolución.

El monumento está rodeado por un piso de cemento en el que distintos referentes locales de la cultura, el fomentismo, la ciencia y el deporte grabaron las marcas de sus manos. Si bien la lista de los participantes no fue difundida, sí se sabe que Valentina Suárez, una cañuelense de 106 años, es una de las personas que fue invitada a dejar su huella.

El monolito fue descubierto por el intendente, la jefa de Gabinete y el artista Rodolfo Morfese, promotor de la idea. También se descubrió una placa colocada por la Asociación de Docentes Jubilados.

Como cierre de los festejos, se bailó el Pericón Nacional y "El sol del 25", un gato que cantaba Gardel. Entre danza y danza los vecinos compartieron una torta albiceleste donada por la Asociación de Panaderos de Cañuelas mientras el cielo se iba pintando de luces y colores.

INFOCAÑUELAS