Volver a sección

| Cultura y eventos

Así se vivió la fiesta de la Inmaculada Concepción de María

La comunidad parroquial busca recuperar la tradición de esta fiesta familiar. Fotogalería.

La comunidad parroquial busca recuperar la tradición de esta fiesta familiar. Fotogalería.

1 / 15

Comuniones. Fotos: Augusto de la Rosa.

1 / 15

2 / 15

Foto: Augusto de la Rosa. InfoCañuelas.

2 / 15

3 / 15

Foto: Augusto de la Rosa. InfoCañuelas.

3 / 15

4 / 15

Foto: Augusto de la Rosa. InfoCañuelas.

4 / 15

5 / 15

Foto: Augusto de la Rosa. InfoCañuelas.

5 / 15

6 / 15

Foto: Augusto de la Rosa. InfoCañuelas.

6 / 15

7 / 15

Foto: Augusto de la Rosa. InfoCañuelas.

7 / 15

8 / 15

Foto: Augusto de la Rosa. InfoCañuelas.

8 / 15

9 / 15

Foto: Augusto de la Rosa. InfoCañuelas.

9 / 15

10 / 15

Foto: Augusto de la Rosa. InfoCañuelas.

10 / 15

11 / 15

Foto: Augusto de la Rosa. InfoCañuelas.

11 / 15

12 / 15

Foto: Augusto de la Rosa. InfoCañuelas.

12 / 15

13 / 15

Foto: Augusto de la Rosa. InfoCañuelas.

13 / 15

14 / 15

Foto: Augusto de la Rosa. InfoCañuelas.

14 / 15

15 / 15

Foto: Augusto de la Rosa. InfoCañuelas.

15 / 15

Bajo el lema “María, Gracia Plena, enséñanos a amar” y con el objetivo de reflotar un evento que solía reunir a las familias, este miércoles se vivió en Cañuelas la fiesta de la Inmaculada Concepción de María, organizada por los grupos parroquiales de la Iglesia Nuestra Señora Del Carmen.

La festividad comenzó con una procesión a lo largo de un circuito céntrico para continuar con la ceremonia de la segunda comunión, encabezada por el cura párroco Ramón Costilla, de la que participaron muchos alumnos del complejo Santa María.

La jornada concluyó con una peña familiar auspiciada por el municipio y animada por el ballet Folklore de mi Tierra y los conjuntos Los San Esteban y Los Cayetanos, con la conducción de Jorge Alonso.

A un costado del atrio armado en la vereda de la Iglesia se desplegó una cantina que ofreció bebidas y minutas elaboradas a partir de alimentos donados por comerciantes locales. El propósito fue iniciar una colecta de fondos para refaccionar en salón parroquial de la calle Lara, ahora denominado "San José". 

Es intención de algunos miembros de la comunidad pintar y refaccionar el antiguo salón (que a fines de los ´70 se usó como templo durante la construcción de la actual Iglesia) para reinaugurarlo en el bicentenario de Cañuelas y luego utilizarlo como espacio de exposiciones, reuniones y eventos comunitarios.

Después de mucho tiempo el 8 de diciembre dejó de ser un feriado más y el día en que se arma el arbolito para cobrar significado en el calendario festivo de la comunidad de Cañuelas.

 

Galería multimedia

La noticia en imágenes y videos