Volver a sección

| Cultura y eventos

Así era Cañuelas hace 150 años

El “Manual del Río de la Plata” publicado en 1869 describe la estructura productiva del partido, que tenía una fuerte preponderancia del ganado ovino, con casi un millón de cabezas.

El “Manual del Río de la Plata” publicado en 1869 describe la estructura productiva del partido, que tenía una fuerte preponderancia del ganado ovino, con casi un millón de cabezas.

Así era Cañuelas hace 150 años

 Producción ovina en Argentina. Litografía 1863.

Hace 150 años Cañuelas era un pueblito de 2 mil habitantes, con una actividad centrada en la ganadería y con un total de 162 estancias: la principal era la del escocés Juan McClymont.

Contrariamente a lo que se cree, el stock de ovejas superaba holgadamente al número de vacunos, lo que convertía a Cañuelas en un importante centro de producción ovina, actividad promovida por los hacendados ingleses, irlandeses y escoceses.

Los datos, con un minucioso detalle numérico, se encuentran en el “Manual del Río de la Plata”, publicado el 17 de marzo de 1869 por los hermanos Edward T. Mulhall y Michael G. Mulhall, este último periodista y estadístico. El libro es una mina de oro con información sobre el Cañuelas de la época y los demás distritos bonaerenses.

DESCRIPCIÓN DE CAÑUELAS Y SUS ESTANCIAS

El manual de los hermanos Mulhall informa que Cañuelas tenía una superficie de 41 leguas cuadradas y 162 estancias con un valor de la tierra que alcanzaba los $ 400,000 por legua.

“El partido ha sido famoso por sus cabañas de carneros premiados y ovejas destinadas al mejoramiento de la raza, y algunos de sus establecimientos son notablemente finos. Los campos son adecuados para la cría de ovejas, ya que retienen el agua hasta un período tardío en verano, y al hacer pozos se encuentra agua a muy poca profundidad. También se atiende a la agricultura, no habiendo menos de 308 chacras, que cubren alrededor de 15,000 acres de labranza (6 mil hectáreas). Fue uno de los primeros partidos donde se establecieron los ingleses y nuestros compatriotas suman más de 200”. 

En otros párrafos el libro ofrece un listado de las principales estancias del partido, indicando su superficie en leguas: McClymont (3 y 1/4) / W. Whyte (3) / E. Villegas, Acosta (2 y 1/4) / Alfaro, Familia Castro (2) / Halbach (1 y 1/2) / Martínez de Hoz, R. Carranza, L. Agüero (1 y 1/8) / Lahitte, Tobar, Barreda, Cárdenas, Familia García, A. Pereyra (1) / C. Villegas, F. Tavares, Lalama, L. Loysa, Familia Thompson (3/4) / Familia Avila, Alegre, Carrizo (2/8) / R. Millán, Familia Martínez, Rosa, Bargas (1/2) / Morales (1/3), Cebey, Ramos, Núñez, Peter Ball, Casares, W. Dickson, D. Pereyra, H. Harilaos (1/4), Sra. Lenona, Alcoba, E. Loysa, F. Pérez, Mrs. Hanlon (1/8).

“Las estancias de Whyte y McClymont se encuentran entre las mejores del país. La primera se llama La Campana, ubicada entre el Arroyo de Cañuelas y el río Matanzas, famosa por sus razas superiores de ovejas, caballos y vacas, en su mayoría importados de Inglaterra. Esta estancia se levantó en un estilo inglés puro, a un gran costo, y fue una de las primeras en Buenos Aires que fue cercada completamente mediante alambrado”. 

“La propiedad de McClymont se ubica al Sudeste de la ciudad de Cañuelas, a unas dos leguas, y tiene un carácter similar a la anterior: estos establecimientos modelo fueron fundados por dos empresarios escoceses, quienes pueden ser considerados como los pioneros de la industria en esta parte del país. Sus casas son de estilo señorial, rodeadas de huertos, campos de trigo y extensas praderas.”

“La estancia de Halbach en Los Remedios, entre Monte Grande y el río Matanzas, fue otra valiosa propiedad, pero cambió de manos hace un par de años; los edificios y plantaciones fueron vendidos por un décimo de su valor. No menos desafortunada fue una sociedad anónima llamada Sociedad Pastoril, dedicada principalmente a la crianza e importación de ovejas y ganado fino: las tierras se ubican en El Ombú, a medio camino entre Cañuelas y San Vicente, contiguo a la estancia de Alfaro, y que comprende más de dos leguas cuadradas. La empresa quebró, y el señor Martínez de Hoz ahora se dedica al mismo negocio, importando animales de raza de Inglaterra y Alemania.”

El manual informa que el stock del partido de Cañuelas estaba compuesto de 12.902 vacas, 13.003 caballos, 16.380 ovejas finas, 818.158 ovejas mestizas, 1.000 ovejas criollas y 122 cerdos; con un promedio de 350 vacas, 350 caballos y 21.000 ovejas por legua cuadrada.



Casco de la estancia La Campana, de Juan McClymont.
 

ESTRUCTURA URBANA

Hacia 1869 la población urbana y rural de Cañuelas ascendía a 4.191 argentinos, 131 italianos, 247 españoles, 88 franceses, 79 ingleses, 19 alemanes y 174 de diverso origen, dando un total de 4.933. Existían 252 casas y 708 ranchos, 5 alcaldes, 20 tenientes, 12 policías y 650 guardias nacionales.

“El pueblo de Cañuelas tenía alrededor de 2.000 habitantes, en su mayoría pobladores de la Vieja España o los Pirineos. “Está muy bien situado y tiene una nueva Iglesia, además de escuelas públicas a las que asisten 54 niños y 48 niñas. Los irlandeses de este distrito reciben la visita del Reverendo Mr. Curran, de Lobos, una vez al mes, y el pastor escocés, Reverendo Mr. Smyth, asiste una vez al mes en la estancia del señor McClymont.” 

Sobre los profesionales, oficios y comercios, el manual detalla que había un médico residente y 2 boticarios; 4 tiendas y 15 almacenes; 6 carpinterías que empleaban a 20 hombres; 2 forjas que empleaban a 4 hombres; 3 hornos de ladrillos que producían alrededor de 2.000.000 de ladrillos por temporada; 4 zapateros que empleaban a 30 hombres y mujeres; un platero y asistente; 5 barracas para almacenar productos, las que mantenían 30 carros de bueyes constantemente empleados; 24 ladrilleros y 40 albañiles, que trabajaban constantemente; 1 panadero, 1 hotel, 4 posadas, 1 sastre y asistente, 1 fabricante de velas, 3 billares y 6 carnicerías”.

Asimismo, había 70 casas que abonaban impuestos. Las de mejor construcción eran propiedad de Castro, González, Arrieta, Fuentes, John Griffin, Villegas, Zelarayán, Rodríguez, Muñiz, Bletcher, García y Galicia, valoradas desde $ 70.000 hacia arriba. 

Al momento de la publicación tres eran las principales autoridades del pueblo: el juez de Paz don Desiderio Davel; el cura párroco Rev. Alfonso Raffaeli; y el director de Correos es Don Ventura Cano. El municipio tenía seis miembros, con ingresos municipales de $ 160.000. 

Los libros de registro muestran que de cada 100 niños bautizados, 55 eran "legítimos" y 45 "ilegítimos", lo que se aproximaba al promedio de los distritos rurales.

LOS AUTORES

Los hermanos Edward T. Mulhall (1832-1899) y Michael G. Mulhall (1836-1900) nacieron en Irlanda. Edward llegó a mediados de la década de 1850 y se dedicó a la cría de ovejas, primero en Ranchos y luego cerca de Zárate. Michael arribó al país en 1860 y convenció a su hermano mayor para que abandonara la cría de ovejas y se dedicara al periodismo. La asociación resultante condujo primero a la fundación de “The Standard” de Buenos Aires en mayo de 1861, un periódico dirigido a la comunidad de habla inglesa en Argentina, que se editó hasta entrado el siglo XX. 

Más tarde el trabajo asociado de Michael y Edward Mulhall llevó a la publicación de la destacada serie de cuatro ediciones en inglés de los Manuales del Río de la Plata, una importante fuente de consulta sobre la economía de fines del siglo XIX. Michael G. Mulhall fue periodista, autor y estadístico. La lista de sus libros es extensa, uno de los más conocidos es The English in South America, publicado en 1878.

x