Volver a sección

Columnistas

El Puente, una serie con una heroína que rompe los esquemas

Una trama perturbadora sobre los horrores que anidan hasta en las sociedades más avanzadas. Escribe: Cristian Marques.

 Sofía Helin interpreta a Saga.

El puente (en danés, Broen; en sueco, Bron) es una serie policiaca creada conjuntamente entre Suecia y Dinamarca que comienza narrando la investigación que sigue a la aparición del cadáver de una política sueca justo en la frontera del Puente de Øresund que une Suecia y Dinamarca. 

Saga Norén, detective del cuerpo de Policía de Malmö, Suecia; y Martin Rodhe, detective de Copenhagen, se convierten en compañeros para dar captura a un enigmático psicópata que quiere mostrar a los ciudadanos los problemas que padece la sociedad. Desde su primer encuentro conocemos a dos personalidades contrapuestas que con el correr de los capítulos nos llevan a querer saber tanto sobre ellos como del caso en cuestión. El personaje que se destaca en particular es Saga, la protagonista femenina, ella es la esencia de El puente y a ella está dedicada esta reseña. 

SAGA

La investigadora sueca tiene una personalidad muy peculiar: es soltera, solitaria, metódica, inflexible, perfeccionista, no sonríe, con costumbres rígidas, dice las cosas sin sutilezas, carece de empatía, no sociabiliza; puede llegar a verse como un androide cuya vida gira únicamente en torno a su trabajo, en el cual es muy eficiente —quizá debamos decir la mejor—. 

Saga es justa, honrada, inteligente, sincera, incapaz de quebrantar una ley o protocolo, todo en ella responde a un orden racional, lógico, científico; no reconoce las emociones. Saga es literal, para ella no existen los matices. Para Saga la hipócrita manera en que las personas pretendemos convivir en armonía, no se acerca en absoluto a la simplicidad de como ella experimenta el mundo.

ASPERGER

Aunque los guionistas de la serie no lo hayan confirmado todo indica que Saga tiene Asperger, un trastorno del espectro autista. Quienes sufren el síndrome de Asperger presentan un egocentrismo inusual, con muy poca preocupación por los demás y falta de conciencia del punto de vista de los otros. Sus relaciones sociales son muy limitadas, no saben demostrar cuándo les interesa una persona, les cuesta decir a los demás lo que necesitan, cómo se sienten y les es difícil hacer amigos. Tienen rutinas y rituales muy poco usuales que no soportan el menor cambio. Poseen ingenuidad y credulidad, aunque quienes tienen el síndrome suelen ser más elocuentes que los que padecen otras variantes de autismo y en muchos casos suelen tener una inteligencia superior.

En el mundo de las series actuales encontramos dos personajes muy famosos con Asperger: Sheldon Cooper de The Big Bang Theory y el Sherlock del actor británico Benedict Cumberbatch. Hombres con Asperger muy efectivos en el pensamiento matemático, lógico o deductivo, pero ineptos en el manejo de los sentimientos. Cuando Hans Asperger definió el síndrome que lleva su nombre, puso como fundamento lo racional frente a lo emocional, características que veía como masculinas por lo que dijo que las niñas no podían padecerlo. Los estudios posteriores lo han contradicho.

Saga Norén es el único personaje femenino con Asperger en la televisión occidental, por ello la protagonista de El Puente se ha convertido en una heroína de las mujeres con autismo: cuando la Asociación Sueca de Asperger preguntó a los usuarios de los medios sociales qué les parecía el personaje, estos mostraron total aprobación y una gran cantidad de usuarios celebraron, además, el hecho de que sea mujer. Según las estadísticas se sigue considerando que las mujeres con el síndrome son menos que los hombres.
Una mujer diferente

Saga es la mujer de la típica belleza nórdica: largos cabellos rubios, alta y de ojos claros… Sin embargo, no encaja en el canon habitual de atractivo femenino que se suele imponer socialmente. Tiene una gran cicatriz en el labio superior —cicatriz real de la actriz sueca Sofia Helin, producto de un accidente en bicicleta—, se muestra siempre sin maquillaje, apenas se mira en los espejos, usa siempre la misma ropa, el coqueteo o la seducción no tiene lugar en su forma de relacionarse: sus relaciones romántico-sexuales son peticiones directas. Come, bebe, duerme y tiene sexo solo cuando lo necesita.

En la serie la dificultad de Saga para comprender las convenciones sociales y como actúa ante ellas no la dejan en ridículo, sino que en la mayoría de los casos lo hacen con las propias convenciones. Es un personaje Asperger que conoce sus limitaciones y que sabe que es la mejor en lo que hace, que sabe lo que quiere y que se enfrenta a las dificultades; por esto se llega a desarrollar por ella una profunda empatía.

Podemos enmarcar a Saga dentro de un grupo de heroínas ‘diferentes’ que nos llenan el corazón, como Sarah Lund en Forbrydelsen, Carrie Mathison en Homeland, Lisbeth Salander en Millennium o como Jessica Jones en la serie del mismo nombre.

LA MÚSICA

Cabe destacar a la hipnótica cortina musical que sirve de presentación: la canción Hollow Talk, de Choir of Young Believers.

El cantautor Bob Dylan, declarado admirador de Bron│Broen, se puso en contacto con los productores de la serie para poner a su disposición alguna de sus canciones a un precio insignificante. En el quinto capítulo de la tercera temporada se escucha Ballad of a Thin Man.

LA SERIE

La serie de rasgos brillantes cuenta con cuatro temporadas, con un total de 38 episodios. La primera temporada se estrenó en septiembre de 2011 y la cuarta y última se terminó de emitir este año. Los espaciosos intervalos de tiempo entre cada temporada permitieron una perfecta evolución de la dinámica narrativa y del enriquecimiento de la vida interna de los personajes, factor fundamental para el desarrollo de una serie. 

La trama detectivesca en las diferentes historias de las cuatro temporadas es perturbadora, plasmada de forma inteligente, uniendo sutilmente situaciones y personajes. Los criminales que aparecen en El Puente exponen como hasta en las más civilizadas sociedades europeas habitan las peores atrocidades dentro de las personas.

Adaptada como The Bridge en México/Estados Unidos, y como The Tunnel en Gran Bretaña/Francia. En Alemania/Austria se estrena este año Der Pass, otro remake de El puente. Una versión más se producirá entre Rusia y Estonia; y otra se hará en Asia entre Malasia y Singapur. Ninguna de las series homologas realizadas está a la altura de la original; y ninguna de las ‘Sagas’ puede competir con la genuina.

El Puente es un Nordic Noir de culto, esencial por su magnífico guion y por su protagonista: Saga Norén, uno de los más entrañables y fascinantes personajes de la ficción televisiva de la historia.

Cristian Marques
Cinéfilo y aficionado a las series