Volver a sección

| Variedades

Sabes que estoy colgando en tus manos…

La importancia de los bolsos y carteras, un accesorio que dice mucho sobre nosotras.

La importancia de los bolsos y carteras, un accesorio que dice mucho sobre nosotras.

Sabes que estoy colgando en tus manos…

 Diseño de María Fernandes (MAF).

La cartera de la mujer habla tanto por fuera, como por dentro de cómo es quien la lleva. 

La que es ordenada, cautelosa y previsora llevará todo lo que se les ocurra dentro de su bolso. Unas aspirinas para el dolor de cabeza, carilinas, documentos, lapicera, algo para anotar, y la lista sigue... Generalmente este tipo de mujeres eligen bolsos grandes.

La coqueta se fijará mas en el exterior, seguramente tendrá más de una para combinar con sus atuendos. A veces optará combinar con sus zapatos; otras con la ropa y cuando quiera no pasar inadvertida, una que no combine pero con mucho diseño y estilo.

 -¡Viste esa cartera! ¡Me encantó! Yo vi una así en el shopping… Yo quería comprarme una igual, pero no es fácil conseguirla… Típicas conversaciones femeninas. Podemos estar horas hablando sobre carteras y zapatos… tanto como de ropa.

Es así como un accesorio aparentemente simple como la cartera puede hacer que seamos el centro de las miradas y hasta quizá nos ayude a socializar con el entorno y crear nuevas amistades. ¿No les pasó? Llevaban una cartera fascinante, única, y el cumplido “¡Qué linda es tu cartera!” resultó ser el rompe hielo para comenzar una charla con gente desconocida.

Elegir la cartera no puede ser una decisión librada al azar. Lo mejor es tener una para el trabajo, otra para salidas informales y otra para asistir a fiestas. 

En el ámbito laboral, una de tamaño mediano y de color neutral que quede bien con todo. En una entrevista o reunión es importante que la misma no arroje una mala impresión sobre nosotros. Si es muy pequeña habla de una persona despreocupada, que lleva sólo llaves y billetera. Si es muy grande dará la presunción de que nos cuesta seleccionar lo primordial y que por ende transportamos elementos innecesarios. Quien observa a una mujer con un maxi bolso de inmediato piensa que perderá valiosos minutos en buscar y ordenar sus objetos tanto para llegar a la oficina como para retirarse. 

La mediana es la dimensión justa. Las que eligen esta medida saben escoger lo que es imprescindible y de utilidad. Portar una cartera mediana es símbolo de una mujer segura, puntual, rápida y organizada. 

Por otro lado hay que tener en cuenta que apenas se llega al lugar de trabajo deben dejar las carteras colgadas o apoyadas. Está prohibido trasladarse por horas con ella a cuestas, lo que demostrará rasgos de inseguridad.

Tampoco es aconsejable ponerla en los regazos o sobre la mesa en una entrevista o diálogo laboral: obstruye la comunicación y no deja que fluya naturalmente. Así que lo mejor es colgarla detrás nuestro o en un perchero.

Ustedes se peguntarán si se puede llevar al trabajo una cartera colorida. Depende el tipo de trabajo que realizamos. Si estamos en ámbitos creativos como el de las artes, la publicidad o los medios, jugar con los colores puede sumar a nuestro curriculum, dependiendo del buen gusto que tengamos en la elección.

En el ámbito público, administrativo o bancario se valora mucho la seriedad como una característica de profesionalismo; por lo tanto una cartera sobria, negra, chocolate o manteca, es ideal.

Fuera del trabajo la libertad y el abanico de formas y estilos de este accesorio es inmensa y cada año la oferta y diversidad crece a la par de cualquier otro elemento que forma parte de nuestro look. 
Además de nuestra compañera de vida una cartera puede ser desde un elemento más de nuestro look hasta nuestro mayor poder de seducción.

MAF Y LAS CARTERAS 2014

Para ponernos al día con lo que se está usando y lo que se viene, charlé con María Fernandes, diseñadora cañuelense dueña de su propia marca de calzados y carteras MAF. 

María explicó que este año se imponen nuevamente las carteras grandes, dejando un poco de lado los sobres que se pusieron tan de moda en los últimos tiempos.

Con respecto a los colores y texturas veremos tonos oscuros y fuertes en negro, azul marino, verde oscuros; la textura que vuelve a imponerse es el charol.

María diseña según sus gustos personales, pero también tiene en cuenta la moda, que sea un objeto usable y vendible al mismo tiempo.  Le gusta mezclar diseños, formas, colores y texturas. Seguramente las que eligen sus productos buscan carteras diferentes a las clásicas. La mezcla es su marca registrada. 

Un bolso MAF tiene más de un elemento. Combina tachas, cuero, gamuza y le encanta utilizar colores opuestos como el verde, rojo y amarillo. Sin duda sus diseños son llamativos, para todas las que buscan diferenciarse.

La diseñadora arrancó su carrera hace casi cinco años, capacitándose para confeccionar zapatos y carteras. Al comienzo hacía todo a mano. A medida que la marca fue creciendo incorporó maquinarias, pero lo artesanal se sigue vigente en cada pieza que elabora.

En el futuro sueña con ser reconocida ante todo, como marca de calidad y que sus productos puedan comercializarse en tiendas por todo el país. Esto sería un escalón grande, pero no el último, afirmó entusiasmada la joven diseñadora.

Melisa Ruiz Díaz
Maquilladora Profesional
Mel Make Up

x