Volver a sección

Variedades

Lucas Cogley: un preso en el fin del mundo

El actor cañuelense interpreta a presidiarios en el tren turístico de Ushuaia.

1 / 4

1 / 4

Desde enero de este año el actor oriundo de Cañuelas, Lucas Cogley, está trabajando en el llamado “Tren del Fin del Mundo”, un convoy turístico que transita los 7 km. del antiguo ramal de trocha angosta que unía la cárcel de Ushuaia con la ladera del Monte Susana para trasladar leña y mercancías.

Lucas integra un servicio que consiste en tomarse fotos con los turistas, vestido con el clásico traje a rayas que usaban los convictos del presidio más austral del mundo, que funcionó en Ushuaia entre 1904 y 1947.

“Mi prima (Juliana) trabaja en el tren desde hace unos años, me comentó que en el área de fotografía estaban buscando una persona y no lo dudé. Me vine sin pensarlo” relató a InfoCañuelas.

En temporada invernal las actividades arrancan a las 10 con el primer tren de la mañana. “Hacemos una foto divertida simulando que le estamos robando la cartera o la mochila al pasajero y después vamos hasta Macarena (estación originaria donde los presos cargaban agua a las locomotoras a vapor) y ahí las ofrecemos. La foto viene con un libro que contiene información, fotos del recorrido, etc., todo en español y en inglés, ya que vienen turistas de todas partes. Eso mismo lo repetimos en el tren de las 12 y en el de las 15” detalla.

“La mayoría de la gente está de vacaciones entonces viene muy relajada y se presta para la foto de buen humor. Pero hay de todo. Por ejemplo a la gente de China sólo le importa sacar sus fotos y no quieren saber nada con nosotros, pero no deja de ser divertido” agrega.

El antiguo Ferrocarril Austral Fueguino atrae a visitantes de todo el mundo, especialmente de China, Polonia, Escocia, Italia, India... La diversidad se incrementa en febrero, en la época de cruceros.

En ese transitar diario entre estaciones de ensueño a Lucas le tocó vivir una experiencia emocionante: “Un día llegó un grupo de mujeres, a una le vi cara conocida. Como en esta actividad se da mucho la posibilidad de charlar con la gente les pregunté de dónde eran y me respondieron que de Las Heras, lo que confirmó mis sospechas. Les pregunté si una de las mujeres no era la madre de Pilar Pazo Healy, una compañera mía del colegio Don Bosco que falleció hace muy poco. Y sí, era ella. Nos conmovimos todos. A las dos semanas la señora me buscó en Facebook y me escribió para agradecerme el momento y cada vez que lo cuento me vuelvo a emocionar. Es muy loco que en el fin del mundo nos podamos encontrar con gente que formó parte de nuestra vida”.

Lucas está viviendo en el centro de Ushuaia con su prima Juliana. Su vida transcurre de una manera muy tranquila en una ciudad de las dimensiones de Cañuelas con el agregado de un paisaje increíble. “La gente vive muy bien acá a pesar del frío, uno camino muy seguro por la calle todo el tiempo y no ve rejas en las casas. Hay muy buena infraestructura y las viviendas siempre preparadas para el frío, así que donde entras a un lugar, está muy bien calefaccionado”.

Su plan es quedarse en Tierra del Fuego hasta fin de año. Podría permanecer un tiempo más o seguir viajando por otros países, eso no está definido. Por ahora está alejado de la actuación (su último trabajo fue el protagónico de “Un gol en la fábrica”, un homenaje a los campeones de 1986 estrenado en 2016) pero tiene claro que no abandonará esa gran pasión heredada de su abuelo, el actor de teatro Pedro Peredo.

“Ahora me toca trabajar de otra cosa y ser un preso del fin del mundo, pero nunca voy a dejar de ser actor”, concluye.

Galería multimedia

La noticia en imágenes y videos