Volver a sección

Variedades

Lo importante es dar el paso hacia nosotros mismos

Una invitación a detenernos y hacer algo que nos ayude a liberar el estrés cotidiano.

 

Cuando voy a la casa de mi amiga que vive en el campo, ocurre algo mágico. 

Uno vive el día a día aceleradamente. La vida moderna nos exige hacer y vivir como un malabarista de circo, un contorsionista y acróbata, lidiando con las exigencias de la vida diaria.

Me siento una afortunada porque tengo esta gran amiga. Cada vez que la visito en su hogar puedo vivir una experiencia única y renovadora, detenerme y vivir al menos por un día una vida diferente. El paisaje es el pasto con todas sus tonalidades de verdes, un cielo azul inmenso que me abraza tibio y animales a lo lejos, sonidos de la naturaleza y la brisa del viento que acaricia.

Ese lugar me obliga a respirar más despacio, a pensar en el aquí y ahora y a disfrutar más que nunca el momento vivido, el instante y el presente.

Cuando vuelvo a mi rutina regreso renovada, con más energía, con alegría, y una sonrisa en todo mi ser. 

Esto lo brinda la buena compañía, es cierto, pero también el lugar donde convergen la paz, la tranquilidad y la quietud; un lugar sin tiempo ni época, donde el sol y la luna nos marcan el paso del tiempo, aunque no son límites para vivir en libertad y sin prisa.

ESTO es algo sobre lo que quiero invitarlos a pensar: cómo comenzar a darnos ese tiempo para vivir más lento, y respirar profundo. 

Estoy convencida de que podemos y tenemos una deber con nosotros mismos y nuestro alrededor; de parar un poco y hacer algo que nos ayude a liberar tensiones, relajar la mente y reconectarnos con nuestro ser. Ya sea a través del yoga, el baile, tomar clases de canto… lo importante es hacer algo diferente y que despeje la mente. 

Nuestra cuidad ofrece un abanico de opciones. Desde la biblioteca y las sociedades de fomento con sus talleres hasta lugares privados como los gimnasios, escuelas de danzas, pintura, teatro, patín. Para los que tienen ganas de hacer algo referido a la cocina la escuela de gastronomía es una excelente alternativa. Las posibilidades y precios son variados, con alternativas para todos los gustos y bolsillos. 

Es sólo cuestión de decidirnos a dar ese primer paso. Nuestro cuerpo y alma estarán agradecidos.

Melisa Ruiz Díaz
Maquilladora Profesional
Mel Make Up