23 de junio. Cañuelas, Argentina.

weather 14º

La tierna historia de Simón, el oso que los recolectores de residuos se llevaron por error

Tras un dramático pedido de su dueño de 3 años, el personal del Ecopunto lo “rescató” entre la basura.

Simón, rescatado en el vertedero de Ruta 6.

Simón, rescatado en el vertedero de Ruta 6.

Baltazar tiene 3 años y no hace nada sin la compañía de Simón, un oso de peluche que su mamá le regaló siendo bebé. Se duerme pegado a él y pasea con él. Están juntos las 24 horas.

El sábado Baltazar estaba de visita en el comercio de su abuela, frente a la plaza San Martín. Y como no podía ser de otra manera Simón estaba allí. En un momento lo dejó en una caja de cartón en la vereda, entró al comercio para decirle algo a su abuela y cuando salió vio con desesperación que un recolector de residuos arrojaba la caja sobre el camión y se iba.

Así empezó el dramático “operativo” para recuperar a Simón, que incluyó publicaciones en redes sociales y hasta un ofrecimiento de rescate. 

Como si se tratara de una secuencia de Toy Story, Juana, la mamá de Balta, se dirigió al Ecopunto donde habló con el personal de las cooperativas que se dedica a la separación y recupero de residuos.

“Obviamente al principio el tema nos resultó sospechoso, no es usual que vengan mujeres desesperadas a buscar un oso. Todos nos preguntábamos por qué tanta desesperación” contó a InfoCañuelas uno de los coordinadores del predio.

“Cuando nos explicaron que el nene era muy apegado al osito, todo el mundo se puso a buscarlo entre los residuos. Y cuando lo encontramos el chiquito se puso muy feliz. El empeño que puso la gente para buscar el oso durante casi dos horas valió la pena. Nos parece una linda noticia dentro de tantas pálidas” agregó. 

Juana, por su parte, también está más que agradecida con el personal de cooperativas, balanza y seguridad que se abocó a la búsqueda, especialmente con Diego Gamarra, de la cooperativa Cañuelas Recicla, que halló a Simón bajo una montaña de bolsas y cajas recién descargadas.

“Desde que Baltazar nació, es su juguete preferido. Ya no le queda relleno ni nada, pero lo sigue queriendo. Aparte de ese oso, tiene otros tres iguales, pero él quiere el primero que le regalé. Cuando se perdió, para él fue terrible, en un momento pasó un patrullero y hasta le contó a un policía que un camión se lo había llevado”.

Escrito por: Redacción InfoCañuelas