Volver a sección

| Variedades

Historias Breves. Cuatro cortometrajes que tienen a Cañuelas como escenario

Calles, ambientes y actores de Cañuelas y Uribelarrea le dan vida a cuatro ficciones financiadas por el INCAA.

Calles, ambientes y actores de Cañuelas y Uribelarrea le dan vida a cuatro ficciones financiadas por el INCAA.

Historias Breves. Cuatro cortometrajes que tienen a Cañuelas como escenario

 Lito Cruz y Alejandra Naccarelli en Infierno grande.

En 1995 el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) lanzó un concurso de cortometrajes de ficción que con algunas interrupciones se ha mantenido vigente hasta la actualidad. 

El certamen y el financiamiento de los proyectos ganadores han contribuido al despegue de muchos cineastas como Bruno Stagnaro, Lucrecia Martel, Pablo Trapero, Daniel Burman y Santiago Loza, quienes tuvieron en Historias Breves su primera experiencia de producción y dirección.

En Cañuelas se rodaron cuatro de los más de 150 cortos realizados a lo largo de 17 ediciones: Lara y los trenes (Santiago Loza), Catherine (Ricardo Soto), Infierno grande (Paula Venditti / Jonathan Hoffman) y Coral (Ignacio Chaneton).

LARA Y LOS TRENES

En 1998 un importante equipo técnico llegó a Cañuelas para el rodaje de “Lara y los trenes”, el primer trabajo cinematográfico del cordobés Santiago Loza, quien luego desarrollaría una sólida carrera como dramaturgo y director independiente.

Incluida en Historias Breves III, cuenta la historia de una joven (Mara Santucho) que cuida a una anciana (Diana Wells) cuyo doloroso pasado se entrelaza con el ruido incesante del tren y el chirrido de las vías.

El escenario de la historia fue la casona de los Colombo, ubicada en Independencia y Sarmiento, adquirida unos meses antes por María José Oyharzábal. Los ambientes fueron equipados con muebles cedidos por el anticuario de Pascual Haraneder y el piano -central en la historia- era el que antiguamente se utilizaba en el salón de actos de la Municipalidad de Cañuelas. 

Ricardo Sala y el cañuelense Germán González completaron el elenco en tanto que el periodista local Germán Hergenrether fue asistente de producción.


CATHERINE

El director Roberto Soto eligió a Cañuelas para filmar su cortometraje “Catherine”, también incluido en Historias Breves III del año 1999. Narra las peripecias de un extraño viajante (Darío Luchetta) que ve el mismo rostro de una mujer (Violeta Zorrilla) en todos los rostros femeninos.

Varias estaciones de servicio de la ciudad, la Av. Valeria Crotto de Uribelarrea, la Autopista y el Hotel Los Cinco Hermanos, de la familia Capistrano, son los lugares donde transcurre esta road movie, en la que actúan algunos cañuelenses en roles secundarios:  Germán González, Alejo Cuello, Luis Hofsteter, Eduardo “Lito” Molina y Jorge Claudio Morhain, todos integrantes del grupo “Gente de Teatro”.


INFIERNO GRANDE

En el ciclo Historias Breves IV (2004) sobresale el cortometraje “Infierno Grande” del binomio Paula Venditti / Jonatham Hoffman, con la intervención de dos actores consagrados: Lito Cruz y la peruana Vanessa Robbiano.

Las calles de Uribelarrea albergan esta historia de una extraña muerte que oculta un secreto. Todo comienza cuando un niño avisa: “Ha muerto Lisandro, que se iba a casar con Lucía”.

Rodado en forma fragmentaria, con tomas breves, una atmósfera sofocante y un extraordinario montaje de Mónica Gómez, es uno de los films más singulares del ciclo del INCAA. Obtuvo mención especial del jurado en el Clermont-Ferrand International Short Film Festival.

Hay una escena que transcurre sobre un colectivo, filmada en la entrada a Uribelarrea. Entre los pasajeros se podrá descubrir a varios extras de Cañuelas, entre ellos Juan Roselli y Héctor “Tito” Abdo. La casa donde se desencadena el drama es la chacra de la familia Elli, en el barrio Primero de Mayo, y algunos exteriores se rodaron en una casona del barrio Las Costas.


CORAL

Coral, del neuquino Ignacio Chaneton, integra la serie de Historias Breves VI (2010). Ambientada en el norte argentino y rodada en Uribelarrea, es el drama de una mujer (Susana Varela) que sufre apremios económicos y que busca soluciones a sus dificultades familiares relacionándose con el monte y sus criaturas.

El corto fue seleccionado para participar en el 33º Festival Internacional de Cortometrajes de Clermont-Ferrand en Francia (2011) y ganó el primer premio en su categoría en el XX° Edición del Festival de Biarritz, en el mismo año.

x