Volver a sección

Variedades

¿Cuál es tu máscara ideal?

Consejos para elegir el rimmel más adecuado a cada ocasión. Por Melisa Ruiz Díaz.

 

Las máscaras de pestañas (comúnmente conocidas como "rimmel") pueden lograr maravillas en nuestra mirada si sabemos elegir la correcta.

Actualmente la diversidad de máscaras que ofrece el mercado es inmensa, lo que nos coloca frente al gran dilema de no saber cuál elegir. 

Lo primero a tener en cuenta es si las vamos a usar diariamente o para un evento en particular.

Para todos los días lo ideal es que sea una máscara de textura suave, que cuide las pestañas evitando el riesgo de debilitarlas. Hoy en día se pueden conseguir máscaras de tratamiento que fortalecen la fibra capilar, previniendo la caída. Con el uso continuo hasta podemos lograr mayor volumen.

Si, en cambio, tenemos una fiesta en la que derramaremos alguna lágrima, lo mejor es una a prueba de agua (waterproof). De ese modo no arruinaremos el resto de nuestro maquillaje. 

Sin embargo este tipo de producto no es a prueba de refriegues, por eso jamás frotes tus ojos, porque en ese caso la máscara puede quebrarse y caer. Como consejo: secar siempre las lágrimas con leves toques de un pañuelo de papel.

El siguiente paso es mirarnos al espejo y observarnos en detalle. Si tenemos pestañas bien arqueadas, somos unas privilegiadas y en ese caso, si queremos dar volumen, elegir cualquier producto que las engrose. Si queremos que parezcan más largas, aplicar un alargador. Hay algunas marcas que ofrecen ambos beneficios.

Por el contrario si las pestañas están muy rectas y hacia abajo, podemos primero probar de utilizar un arqueador y luego colocar el rimmel. No todas las pestañas se curvan con este elemento, como tampoco todas las máscaras arqueadoras lo logran. Depende mucho de la estructura de nuestras pestañas, de pelo fino o grueso. En algunos casos se puede recurrir al rizado con la permanente.

Para las personas con pocas pestañas y de distribución espaciosa, la solución será una máscara que engrose para lograr el efecto deseado.

Y para las que se sienten molestas con la máscara en los ojos, por sensibilidad a sus componentes, hay que buscar las que son libres de alcohol, o las transparentes, formuladas con una textura gel que logra darle una leve notoriedad a nuestra mirada sin sobrecargar.

TIPS PARA NO PASAR POR ALTO

Importantísimo: NO olvidarnos de retirar el producto diariamente con un desmaquillante de ojos. El descuido frecuente es otro enemigo de la vitalidad de nuestras pestañas.

No elijas waterproof para uso diario, son mas difíciles de retirar y sus componentes mas fuertes.

Melisa Ruiz Díaz
Mel make up (maquilladora profesional)