Volver a sección

Rubén Vázquez, el hijo desconocido de Fangio

Vive en Cañuelas pero nació en Balcarce. Es ahijado del quíntuple campeón de Fórmula 1. Hace casi una década supo que en realidad es su hijo. Desde entonces viene reclamando un estudio comparativo de ADN.

 “Intimamente sé que soy el hijo de Fangio", dice Vázquez.

Un extraordinario parecido físico. Los mismos ojos. La misma sonrisa. Hasta una voz ligeramente nasal y disfónica. Cuando uno habla con Rubén Vázquez todo remite al mítico Juan Manuel Fangio.

Rubén nació en Balcarce el 25 de junio de 1942 y está radicado en Cañuelas desde los 9 años. Es ahijado del pentacampeón del mundo, pero hace casi una década se enteró de que en realidad es su hijo.

Lo supo por boca de su madre, Catalina Basili, quien a principios de los años 40 tuvo un fugaz romance con el piloto, en esa época propietario de un taller mecánico donde trabajaba Ricardo Antonio, el hermano mayor de Rubén.

“Toda mi vida trabajé en el ferrocarril, en la parte de oficinas, sin contacto con el público. Cuando me retiré empecé a trabajar como conserje en hoteles de Cañuelas y Pinamar y, como es lógico, en esos lugares uno tiene contacto con gente de todos lados, gente que está de paso. Todos los días alguien que me preguntaba si tenía algún parentesco con Fangio por mi parecido físico. Esos comentarios me empezaron a provocar mucha angustia y empecé a dudar de mi identidad”, relató Vázquez a InfoCañuelas.

Un día habló con su madre, casi centenaria, quien le confesó la verdad: que había tenido una relación extramatrimonial con Juan Manuel Fangio y que esa historia siempre se había mantenido como un secreto que ni siquiera supo Pedro Antonio, el hombre que le dio el apellido.





En 2005 Vázquez inició un juicio de filiación a través del estudio de Miguel Angel Pierri. La causa se encuentra radicada en el Juzgado en lo Civil y Comercial N° 13 de La Plata, a cargo de Daniel José Dipp.

Catalina Basili murió a fines de 2012, a los 103 años, pero tiempo antes firmó un acta ante escribano público admitiendo que Rubén era fruto de una relación con Fangio.

Otras de las pruebas que presentó Pierri fue un estudio comparativo de ADN entre su cliente y su hermano Ricardo. El resultado demostró que tienen el mismo patrón genético por línea materna pero distinto por línea paterna.

Ahora se espera que el juez Dipp ordene una pericia determinante: el cotejo entre Vázquez y Fangio, cuyos restos descansan en el cementerio de Balcarce.

“Íntimamente sé que soy el hijo de Fangio, pero estoy esperando que la justicia lo reconozca. Hemos avanzado mucho pero a veces me pongo a pensar que ya tengo 71 años, y que necesito conocer mi verdadera identidad. Es algo que quiero para mí y también para mis hijos y nietos”.

EL SEGUNDO CASO

Si bien nunca estuvo casado, Juan Manuel Fangio mantuvo una prolongada relación con Andrea Berruet. La pareja tuvo un hijo: Oscar Espinosa al que Fangio solía presentar como su “sobrino”.

Al igual que Vázquez, Espinosa inició un juicio por filiación que, en su caso, se tramita en un juzgado de Mar del Plata.

INFOCAÑUELAS