Volver a sección

| Policiales

Venta de la bebé en Córdoba: procesaron a la remisera y al padre de Bakker

Quedaron imputados como “partícipes necesarios”. El 18 de junio deberán declarar ante el fiscal Lisandro Damonte.

Quedaron imputados como “partícipes necesarios”. El 18 de junio deberán declarar ante el fiscal Lisandro Damonte.

Venta de la bebé en Córdoba: procesaron a la remisera y al padre de Bakker

 Carolina Bakker antes de declarar. Foto: Augusto de la Rosa.

La causa en la que se investiga la compra-venta de una bebé trasladada desde Cañuelas a Villa Giardino, provincia de Córdoba, tuvo un giro inesperado: la justicia procesó al padre de la compradora, Juan Carlos Héctor Bakker, y a la que ofició de remisera, Nelba Adriana Cabrera, como “partícipes necesarios” del delito de “tornar inciderta la identidad de un menor de edad”.

En la causa se encuentran detenidos los progenitores de la bebita, Daiana Jaqueline Fazio y Gustavo Ugarte, por el delito de “Promoción para la supresión de identidad de menor de edad”, que prevé de 3 a 10 años de prisión.

Tras negarse a declarar también quedó detenida la compradora, Carolina Beatriz Bakker, acusada de violar el artículo 139 inciso 2 del Código Penal, que prevé de 2 a 6 años de cárcel a quien "hiciere incierto, alterare o suprimiere la identidad de un menor, y el que lo retuviere u ocultare". 

Esta semana el agente fiscal solicitó los dos nuevos procesamientos al recibir los análisis de los teléfonos celulares y de los movimientos dinerarios.

Cabrera, vecina de Villa Giardino, es la propietaria de la Chevrolet Tracker blanca patente AC626RA en la que se realizó el traslado de la bebé desde Cañuelas a Punilla. Del análisis de su teléfono móvil se pudo establecer que Cabrera borró las conversaciones que mantuvo con los Bakker. 

Tras un informe de inteligencia elaborado por la policía cordobesa Damonte comenzó a mirar con sospecha a la dueña de la Tracker, entre otras razones porque tenía la camioneta radicada en un hotel alojamiento, lo que complicó su localización. 

En el caso de Juan Carlos Bakker, Damonte recibió un informe del Correo Argentino y del Banco Nación que da cuenta de una serie de giros y transferencias de fondos que corresponden a las cuotas abonadas por la compra de la lactante.

Además, en su teléfono móvil se halló un mensaje saliente de WhatsApp dirigido a Cabrera, con la frase "Adriana urgente vea casa policia saca la beba”. Es un texto casi telegráfico escrito a las apuradas, coincidente con el horario del allanamiento policial. Se interpreta como un aviso que intentó hacerle a la remisera para que se llevara a la bebé del lugar.

En ambos casos Damonte consideró que no podían desconocer el origen ilícito de la pequeña, ya que Carolina Bakker no se encontraba embarazada. En consecuencia, deberán presentarse a declarar el jueves 18 de junio a las 8 hs. en la sede de la Fiscalía 1, según revelaron voceros oficiales.


En la Instrucción Penal Preparatoria (IPP) Nro. 06-03-1512-20 está acreditado que en la tarde del 11 de mayo Fazio y Ugarte procedieron a entregar al a pequeña Sofía a Carolina Bakker, quien se hallaba acompañada por Cabrera; y que luego ambas mujeres trasladaron a la pequeña a Córdoba, con un permiso de circulación a nombre de la conductora.

Por razones que aún no están del todo claras (aunque la principal sospecha es el enojo de los progenitores por haber recibido dólares fotocopiados como último pago) la madre de la menor se dirigió a la seccional policial donde radicó una falsa denuncia en la que planteó que su hija había sido sustraída.

x