Volver a sección

Policiales

Vaciaron un local de ropa para niños

El fin de semana se llevaron 200 mil pesos mercadería del local Charly y Lola, ubicado en pleno centro de Cañuelas. Una cámara cercana captó a varios hombres en una Fiorino blanca.

 Cajones y percheros fueron despojados.

La inseguridad que desde hace meses acecha al centro comercial de Cañuelas se cobró una nueva víctima: el negocio de indumentaria infantil Charly y Lola, ubicado en la neurálgica esquina de Libertad y Basavilbaso.

El domingo 23 de noviembre a la madrugada al menos tres delincuentes ingresaron al local forzando el blindex del frente. Acto seguido guardaron la mercadería en grandes bolsas negras de consorcio.

A las 5.30 una cámara de seguridad perteneciente a un comercio cercano captó una camioneta tipo Fiorino de color blanco estacionada frente al local, sobre Basavilbaso. Mientras dos hombres permanecían en la esquina haciendo "de campana", un tercero trasladaba las bolsas hacia el vehículo. Al cabo de algunos minutos la Fiorino avanzó por Basavilbaso en dirección al Hospital mientras los dos hombres se retiraron caminando, uno hacia la estación y el otro en sentido contrario. Un minuto más tarde el video muestra un móvil de seguridad que se desplaza lentamente patrullando la Av. Libertad.

De acuerdo a un primer control de stock realizado por los propietarios del local, Andrea Arce y Marcelo García, el botín consistió en unas 1.500 prendas de primeras marcas como Mimo, Pioppa, Pito Catalán, Puerto Chico, etc., valuadas en unos 200 mil pesos. Se llevaron hasta medias y ropa interior, incluidas las perchas. También la llave de la caja registradora.

Los delincuentes tuvieron cuidado de no retirar la mercadería visible desde las vidrieras y tampoco hicieron daños en el mobiliario. Y por causas que no están claras, dejaron abandonadas tres o cuatro bolsas que contenían calzado. 

Charly y Loca fue inaugurado en 2009 y en sus más de cinco años de actividad nunca sufrió un hecho de inseguridad grave más allá de algunos episodios de mecheras.

"Esto nos desanima mucho. Acabábamos de traer toda la mercadería para la temporada de verano. Y si bien tenemos seguro, seguramente es muy poco lo que va a cubrir. Y lo que da más bronca es que tenemos pagar un montón de impuestos, ¿a cambio de qué? ¿Algún organismo nos va a reconocer el robo que sufrimos y va tener alguna consideración con nosotros?" se preguntó Andrea.

Justo cuando Andrea hablaba con InfoCañuelas ingresó al local una persona que dijo pertenecer a la AFIP, con el propósito de controlar el funcionamiento del Posnet.

Otra incógnita que queda flotando en el aire se relaciona con el sistema de cámaras de vigilancia pertenecienes al COM de la Municipalidad. ¿Existen? ¿Funcionan? ¿Alguien las monitorea? 

INFOCAÑUELAS