20 de abril. Cañuelas, Argentina.

weather 24º

Una seguidilla de robos genera preocupación en el barrio Petión Chico

En la nueva urbanización hay más de 40 viviendas en construcción, varias de las cuales han sufrido sustracción de herramientas.

Obra saqueada el sábado 19 de marzo.

Obra saqueada el sábado 19 de marzo.

Hace un año se puso en marcha el nuevo barrio “Petión Chico” conformado por 730 lotes, varios de ellos comercializados bajo la normativa de la Ley de Hábitat. Si bien todavía no hay residentes, ya se observan no menos de 40 viviendas en obra. Junto con el movimiento constructivo también comenzaron los robos de herramientas y materiales, lo que genera alarma y desconcierto entre los compradores, muchos de los cuales llegan a Cañuelas escapando de la inseguridad del conurbano.

“El proyecto está muy bueno, la zona es muy linda, los precios de los lotes son accesibles, la gran mayoría de los que compramos somos gente trabajadora, algunos lo han hecho a través de Procrear, todo pintaba bien, pero empezaron a suscitarse estos episodios de raterismo que nos están preocupando. Todos los días hay algún robo de bombas de agua, herramientas, garrafas, materiales... Ya se han realizado quince denuncias en el Destacamento, pero no tenemos ninguna respuesta. No hay patrullaje y no se ha logrado detener a nadie. Alejandro Petión es un lugar muy chico, la policía tiene que saber quiénes son los que roban” relató Martín a InfoCañuelas, quien compró un terreno buscando salir de Lanús, donde vive actualmente.

“Leí que en un terreno de Vicente Casares se va a hacer otro barrio grande. La gente apunta a estos lugares por la tranquilidad y porque son terrenos accesibles. Creo que a nadie de los que compró en Petión Chico le da el bolsillo para comprar en un barrio cerrado con seguridad privada. Este lugar va a generar mayor recaudación de tasas para el municipio, por lo tanto tendrían que tendrían que darnos un poco más de bolilla. Se han hecho denuncias pero no vemos cambios. Se ve que la policía no da abasto o no le importa”, agregó el futuro vecino.

Uno de los albañiles que trabaja en el barrio contó a este diario que el sábado, cuando llegó a la obra, encontró herramientas desparramadas en el predio. Al revisar sus cosas notó que se habían llevado una amoladora de 9 pulgadas, dos amoladoras de cuatro pulgadas, la termofusora, una sierra circular y un montón de herramientas de mano. Entonces llamó al propietario, quien el mismo sábado fue a hacer la denuncia, pero no se la tomaron. Le dijeron que no tenían tinta para imprimir el acta y que además tenía que acercarse el albañil víctima del robo.

Finalmente el damnificado hizo la denuncia el lunes, luego la policía concurrió a la obra para fotografiar el lugar, pero a varios días del hecho no hay ninguna noticia sobre los autores.

Martín agregó que ante este panorama, los vecinos del barrio organizados en un grupo de WhatsApp están pensando en designar una delegación y pedir una audiencia con los fiscales de Cañuelas a fines de transmitir la preocupación de los propietarios.

Escrito por: Redacción InfoCañuelas