19 de abril. Cañuelas, Argentina.

weather 24º

Una comerciante está sin luz desde el domingo y además le robaron

El comercio está ubicado en el corredor gastronómico de la Ruta 205. Esta madrugada fue saqueado.

“Estamos totalmente abandonados por Edesur, que no nos da luz, y por el municipio, que no nos da seguridad”. Al borde del llanto. Silvia Medrano habló con InfoCañuelas del saqueo que sufrió esta madrugada a manos de delincuentes que ingresaron a su comercio “Nuestro almacén de campo” ubicado en el kilómetro 64.800 de la ruta 205.

La zona está sin luz desde el domingo pasado debido al corte de cables y posterior robo de un transformador a unos pocos metros. Edesur no pudo cambiarlo en lo inmediato porque las zanjas eran una laguna. El agua ya escurrió a mitad de semana pero el problema no fue resuelto.

“Hace casi una semana que estamos sin servicio, esto es una boca de lobo. Yo estoy sobre la ruta pero todos mis vecinos del fondo están sin luz, entre ellos gente grande que está desesperada” explicó Silvia.

Si bien por falta de luz Silvia se llevó los quesos y fiambres que necesitan refrigeración; y ante el temor de los robos agregó trancas en puertas y ventanas, esta madrugada entraron ladrones que se llevaron la mercadería que quedaba.

El robo incluyó chorizo secos, productos envasados en frascos, cuchillos, mates imperiales, artículos de cueros, un microondas y un ventilador.

“El daño que me hicieron es enorme. Venimos trabajando muy poco. Uno espera este momento del año para poder vender un poco más, pero desde el domingo no estoy vendiendo nada. Como no puedo arrancar las heladeras ni la cortadora de fiambres, estoy muy limitada. Y lo poco que dejé en el comercio, se lo robaron todo”.

Las aberturas de la cabaña fueron forzadas.

Silvia descubrió el robo esta mañana, cuando llegó para abrir. Ni bien se acercó a la cabaña hecha de troncos se dio cuenta de que algo había sucedido porque la reja que cubre la puerta estaba arrancada. Como los delincuentes no pudieron entrar por ahí, forzaron una ventana del fondo.

Desesperada, intentó parar un móvil que justo pasó por la ruta, pero el uniformado le dijo que no era su jurisdicción, que llamara al 911. “La anécdota sirve para demostrar que estamos totalmente abandonados. Nadie te ayuda. Ya nos robaron más de siete veces ante de la tormenta. Y lo más triste es que sé que nada va a cambiar”.

El transformador vandalizado en la zona.

Escrito por: Redacción InfoCañuelas