Volver a sección

Policiales

Un transportista de Cañuelas murió en Azul

Iba de acompañante en un camión que transportaba harina hacia Neuquén. El vehículo mordió la banquina y terminó volcado en el zanjón lateral.

 El camión de Irazábal, volcado en ruta 3. Foto gentileza diario El Tiempo.

Un transportista de Cañuelas que viajaba como acompañante en su propio vehículo murió el martes 11 de febrero al sufrir un accidente en el kilómetro 279 de la ruta 3, a la altura de la Azul. 

A las 6.50 el camión Mercedes Benz en el que se desplazaba se desvió del carril y se clavó de trompa en la banquina contraria. Mientras que el chofer resultó ileso al ser despedido del habitáculo, su acompañante falleció en el acto.

La víctima fue identificada como Marcelo Pablo Irazábal, de 48 años, oriundo de La Plata y domiciliado en Cañuelas. El chofer era Roberto Medina, de 29 años, domiciliado en Berazategui.

El camión con semirremolque se dirigía desde Buenos Aires a Neuquén con un cargamento de harina.

Voceros policiales informaron que los hombres iban conversando y tomando mate. En un momento Medina intentó cruzar a otro vehículo. Al volver a su carril, presumiblemente por el agua de lluvia acumulada en los hundimientos de la ruta, perdió ligeramente el control, mordió la banquina y salió en dirección a la mano contraria.

El camión se fue de trompa en el zanjón lateral. El conductor, que iba sin cinturón, salió despedido y resultó ileso mientras que Irazábal fue aplastado por el peso de la carrocería, muriendo en forma instantánea.

El sumario, caratulado como “homicidio culposo”, se encuentra a cargo de la fiscal Laura Margaretic, titular de la UFI 2 con sede en Azul.

INFOCAÑUELAS