Volver a sección

Policiales

Un remisero chocó a un peatón y luego simuló un secuestro para que no lo detuvieran

Se metió en el baúl del coche aduciendo que los delincuentes lo habían encerrado. Al final confesó la verdad.

 El remisero cañuelense se movilizaba en un Corsa gris. FOTO INTERNET.

Un remisero que se dirigía en el sentido Cañuelas-Ezeiza embistió a un peatón a la altura de El Jagüel y luego, para desligarse del hecho, se encerró en el baúl simulando que lo habían secuestrado.

Sin embargo, cuando la policía lo liberó, se mostró nervioso y contradictorio en su declaración, hasta que finalmente terminó confesando la farsa.

El martes a la tarde en la localidad de Tristán Suárez la policía detectó un Chevrolet Corsa gris mal estacionado y con el parabrisas roto. Al acercarse al coche los uniformados escucharon ruidos en el interior del baúl.

Al ser liberado, el remisero contó que mientras realizaba un viaje desde Cañuelas hacia Monte Grande fue asaltado en la estación de El Jagüel.

Aseguró que los delincuentes tomaron el volante, que en la huida chocaron a alguien el camino y que terminaron encerrándolo en la parte posterior del coche, no sin antes robarle sus efectos personales.

Pero con el transcurrir de los minutos, el remisero comenzó a mostrarse nervioso, incurriendo en varias contradicciones, hasta que finalmente terminó confesando la verdad.

Sostuvo que había transportado a una persona desde la remisería de Cañuelas, donde trabaja, hasta Monte Grande y que al regresar por la ruta 205 atropelló a una persona. Atemorizado por las posibles consecuencias del accidente, optó por escapar e inventar la historia del secuestro.

La víctima del choque se encuentra internado en el Hospital de Monte Grande con politraumatismos y fracturas, mientras que el remisero quedó a disposición de la Justicia de Lomas de Zamora.

INFOCAÑUELAS