Volver a sección

| Policiales

Un joven de Cañuelas murió en un accidente en Uruguay y 205

Iba en moto cuando rozó con un auto y luego impactó contra otro. Fotogalería.

Iba en moto cuando rozó con un auto y luego impactó contra otro. Fotogalería.

1 / 4

La víctima, Beby Nievas, de 29 años.

1 / 4

2 / 4

2 / 4

3 / 4

3 / 4

4 / 4

4 / 4

Un joven de 29 años murió esta noche en la intersección de Ruta 205 y Uruguay como consecuencia de un siniestro en el que intervinieron una moto y dos autos.

Voceros oficiales indicaron que la víctima es Cristian Rodrigo Nievas, de 29 años, domiciliado en la calle Newbery del barrio Primero de Mayo de Cañuelas.

De acuerdo a los primeros trascendido que deben ser validados por las pericias, Nievas venía manejando una moto Keller 150 dominio A093KHB por la 205 en sentido Cañuelas-Autopista. Lo acompañaba Juan Ponce de León, de 24 años, domiciliado en el mismo barrio.

Las fuentes consultadas informaron que en el mismo sentido de la moto circulaba un Twingo dominio DSR 299 conducido por Gerardo Martín Bertolucci, domiciliado en Uribelarrea, que dobló para ingresar por Uruguay. 

“Tenemos dos versiones, una sostiene que en esa maniobra de giro Bertolucci rozó a la moto; la otra es que la moto golpeó contra la parte trasera del Twingo; lo cierto es que la moto perdió el control y derrapó” detalló la fuente.

En la caída y en medio de esa secuencia que transcurrió en fracción de segundos, la moto impactó contra un Toyota Corolla matrícula HWG 536, conducido por Omar Alejandro Gigena, remisero de Cañuelas, que circulaba desde la Autopista hacia Cañuelas y que doblaba para ingresar por Uruguay.

A causa del impacto Nievas falleció en el lugar, en tanto su acompañante Ponce de León resultó con lesiones importantes pero que no pusieron en riesgo su vida.

En el punto del impacto quedaron algunos trozos de plástico desprendidos de la moto y del Twingo.

La víctima y su acompañante eran primos. Se dirigían a jugar al fútbol luego de concluir la jornada laboral.

UNA MUERTE ANUNCIADA

Desde hace años la intersección de Uruguay y 205 ha sido epicentro de choques graves. En cada oportunidad se repetía que por milagro no se habían producido víctimas fatales. Hubo decenas de proyectos legislativos y notas tanto a Vialidad como al concesionario del peaje reclamando una rotonda, semáforos o reductores de velocidad. Todos los pedidos fueron en vano. 

Galería multimedia

La noticia en imágenes y videos

x