Volver a sección

Policiales

Un hombre se disparó con una escopeta

El comerciante Carlos Domínguez se hirió accidentalmente en el cráneo al accionar una escopeta que guardaba en un armario. Se encuentra internado en terapia intensiva.

El comerciante Carlos Daniel Domínguez (64) se encuentra internado en una sala de cuidados intensivos de la Clínica Monte Grande a causa de un disparo que se efectuó accidentalmente en la cabeza con una escopeta calibre 16.

El accidente ocurrió este lunes a las 9.45 en una oficina del locutorio que Domínguez tiene en Del Carmen 923.

Un familiar del herido explicó que el hecho se produjo cuando el hombre movió la escopeta dentro de un armario. "Aparentemente se le enganchó el gatillo con algo y el arma se accionó".

La policía también confirmó que fue un accidente. "Está descartada la hipótesis del robo o del suicidio. No se encontraron huellas ni presencia de otras personas en el lugar. El disparo fue desde el piso hacia el techo. Hay perdigones que quedaron incrustados en el cielo raso".

En la oficina fue secuestrada el arma, una escopeta 16 recortada.

Fuentes del Hospital Angel Marzetti indicaron que Domínguez llegó "lúcido y ubicado en tiempo y espacio".

El disparo rozó el cráneo por encima de la oreja derecha. Se le practicó una radiografía que mostró el impacto de los perdigones en la zona blanda del cuero cabelludo, aunque ninguno habría provocado lesiones neurológicas.

El paciente fue derivado a su centro de cobertura, la Clínica Monte Grande, donde fue alojado en una sala de terapia intensiva.

INFOCAÑUELAS