Volver a sección

| Policiales

Tres hombres asaltaron la despensa Silvia

Ocurrió este mediodía en la calle San Martín casi esquina Juárez. Dijeron que eran polcías. Se llevaron 10 mil pesos. Se habrían equivocado de víctima.

Ocurrió este mediodía en la calle San Martín casi esquina Juárez. Dijeron que eran polcías. Se llevaron 10 mil pesos. Se habrían equivocado de víctima.

 El comercio ubicado en San Martín 124. Foto Google Street View.

Un asalto a mano armada ocurrió este jueves a las 11.30 en la Despensa Silvia, propiedad de Silvia Saiz, ubicada en calle San Martín 124 del barrio 12 de Octubre.

A la hora indicada ingresaron tres sujetos armados en momentos en que se encontraban dos empleadas, el distribuidor de cigarrillos y una clienta.

En apenas dos minutos se apoderaron del dinero de la caja y luego amenazaron a la dueña para que los llevara hacia el departamento del fondo, donde tiene su casa.

De acuerdo al testimonio de algunos vecinos, habrían llegado en una camioneta Nissan de color rojo. Hay una intensa búsqueda del vehículo en la zona.

Los delincuentes tenían entre 25 y 30 años, cabellos cortos y vestían de forma prolija.

El asalto llama la atención ya que integra una de las cuadrículas protegida por móviles y policías caminantes.

"DOS VECES ME DIJERON QUE ERAN POLICÍAS"

Tras radicar la denuncia, Silvia Saiz habló con InfoCañuelas. Detalló que nunca pensó que los tres hombres que ingresaron fueran delincuentes. "Parecían policías, estaban bien vestidos y tenían el pelo bien cortito. Eras tres muchachos de unos treinta años y uno de ellos quizá un poco menos. De inmediato empezaron a pedir oro y dinero".

Según la comerciante, los delincuentes se habrían equivocado de víctima. "Empezaron a preguntar por Natalia, que es mi hija. Evidentemente el robo era para ella, lo que nos ha dejado mucho más asustados. Se ve que venían con la intención de asaltarla a ella".

Tras reducir al cigarrero y a la clienta llevaron a Silvia al departamento que tiene en el fondo del comercio donde revolvieron sus pertenencias en busca de dinero. Entre la recaudación de la caja más lo que hallaron en la casa se llevaron unos 10 mil pesos.

"Cuando íbamos saliendo les dije que tuvieran cuidado porque siempre pasaba un patrullero. Se los dije para que se fueran cuanto antes, pero no les importó demasiado. Me respondieron: no te preocupes, que somos policías. Y tenemos que hacer esto porque ustedes no nos ayudan".

Antes de retirarse encerraron a Saiz, la clienta, el cigarrero y las dos empleadas en un baño. Al distribuidor de cigarrillos lo inmovilizaron con precintos de seguridad.

INFOCAÑUELAS

 

x