Volver a sección

| Policiales

Tres delincuentes atacaron al sereno de una obra en construcción

Ocurrió esta madrugada en calle Brandsen. Vecinos piden mejoras en la iluminación de la cuadra.

Ocurrió esta madrugada en calle Brandsen. Vecinos piden mejoras en la iluminación de la cuadra.

Tres delincuentes atacaron al sereno de una obra en construcción

 L

Al menos tres delincuentes -uno de ellos armado con un cuchillo de cocina- agredieron al sereno de una obra en construcción durante un intento de robo.

El hecho ocurrió este lunes a las 4.45 en la obra de un edificio de departamentos situado en calle Brandsen entre Sarmiento y Vélez Sarsfield, a cargo del arquitecto Rubén Etchechury. Para ingresar habrían roto un alambrado situado detrás de una lona verde.

Según voceros oficiales, los delincuentes, que actuaron a cara descubierta, atacaron al sereno pensando que en el lugar había dinero o elementos de valor. Los propios vecinos dieron aviso a la policía.

“Le pegaron unos golpes en el rostro, le lastimaron el labio, lo maniataron y se fueron. Buscaban plata, pero el hombre era un trabajador que no tenía plata encima. Les dijo que no tenía nada de valor”, señaló una fuente oficial a InfoCañuelas.

El incidente generó preocupación entre los habitantes de la cuadra, quienes desde hace varios meses vienen reclamando una mejora del alumbrado público.

“Pedimos más iluminación en esa obra, ya que la luminaria situada muy cerca de la construcción no funciona correctamente y a la noche la vereda está totalmente oscura. El poste ubicado justo frente al edificio está inclinado con riesgo de caída y el foco a veces titila y otras veces directamente no enciende”, reclamó un frentista en diálogo con InfoCañuelas.

Según testigos, los delincuentes se habrían movilizado en un auto gris que dejaron estacionado a unos 100 metros del lugar. Si bien la víctima vio a tres atacantes, no se descarta que un cuarto haya permanecido sobre el vehículo.

Los pobladores de la cuadra también escucharon que los integrantes de la banda llevaban barretas y que su intención habría sido reducir al sereno para luego acceder desde la obra a una casa lindera. Alguien escuchó ruidos y llamó al 911, lo que abortó el plan delictivo.