Volver a sección

| Policiales

Tiros en la Autopista: un motociclista escapó de un asalto a casi 280 km/h

Cuatro motochorros intentaron interceptarlo cerca de la rotonda. Huyó hacia el Destacamento Vial.

Cuatro motochorros intentaron interceptarlo cerca de la rotonda. Huyó hacia el Destacamento Vial.

Tiros en la Autopista: un motociclista escapó de un asalto a casi 280 km/h

 Un segundo antes del disparo.

Un gravísimo incidente ocurrió el domingo en la Autopista Ezeiza Cañuelas en cercanías de Alejandro Petión cuando al menos cuatro motochorros en dos motos de alta gama intentaron asaltar a un motociclista que circulaba en una Kawasaki Ninja H2R.

Las imágenes captadas por la víctima mediante una cámara fija ubicada sobre el tablero muestra a la moto que se le pone a la par mientras el acompañante saca una pistola con la que le efectúa dos disparos. Las detonaciones alcanzan a escucharse en el video.

El dueño de la Kawasaki se agacha en plena marcha y acelera a fondo para escapar . A los 52 segundos del video el velocímetro alcanza los 278 km/h.

Luego de pasar por la rotonda y la estación de servicio Axion el conductor vuelve a acelerar y se refugia en el playón de El Castillo, frente al puesto de la Policía Vial.

Allegados al damnificado viralizaron las imágenes aclarando que afortunadamente el conductor no resultó herido; y que este episodio es uno más de los que a diario se viven en las autopistas Ricchieri y Ezeiza-Cañuelas.

“Generalmente los delincuentes se manejan en dos motos, siempre de alta cilindrada, por lo que es muy difícil escaparse de ellos. Roban en Ricchieri desde Laferrere hasta Ezeiza y por la Autopista a Cañuelas hasta Petión. Los de acá se van por salida Tristán Suárez o autopista nueva hacia Catán” explicaron a InfoCañuelas.

Otro motociclista que se contactó con InfoCañuelas agregó: “Están en todos lados. El domingo casi a la misma hora veníamos de Zárate en moto. A un amigo lo empezaron a correr adelante mío. Él tenía una moto más chica, pero logró escapar y yo con una moto grande pude zafar también”.