Volver a sección

Policiales

Sorprendido por las cámaras de seguridad

Las cámaras ubicadas en una vivienda particular del barrio Sarmiento lograron captar a un joven que acababa de robar una moto. La policía y la Fiscalía recibieron el material, pero la investigación nunca avanzó.

 El presunto ladrón deja la moto estacionada en la vereda.

El 29 de junio de 2012 (un día antes del crimen de los hermanos Massa) ladrones entraron en la casa de Yamila Melón, ubicada en Mitre y Sarmiento.

El o los delincuentes se llevaron varios efectos personales y una moto. Por razones que se desconocen, el ladrón estacionó el vehículo a la vuelta de la casa, quizá con el propósito de retirarla más tarde.

Afortunadamente, la maniobra fue captada por las cámaras de seguridad que un vecino tiene en la vereda. Las imágenes permiten ver a un joven que deja el rodado, le quita la llave y se retira tranquilamente cruzando la calle.

Ese mismo día otros vecinos le avisaron a Yamila (en ese momento no se hallaba en Cañuelas) que una moto que parecía la suya permanecía estacionada en la vía pública desde hacía algunas horas. De esa manera pudo recuperarla, al tiempo que descubría el saqueo de su casa.

Ese mismo día la joven hizo la denuncia y entregó las imágenes de video captadas por tres cámaras desde ángulos diferentes. Sin embargo, ni la policía ni la Fiscalía local difundieron jamás ese registro para lograr, por ejemplo, que la población pudiera colaborar en la identificación del joven que aparece en las imágenes. Incluso, las versiones afirman que esa prueba "se extravió" en la comisaría.

Hace unos días el departamento de Yamila fue nuevamente desvalijado. Los vecinos escucharon cuando los malvivientes destruían la puerta para ingresar y llamaron de inmediato a la policía, que tardó media hora en llegar. Si la respuesta hubiera sido más rápida podrían haberlos detenido cuando se retiraban.

Una hipótesis es que quizá fueron los mismos delincuentes que le robaron en 2012. Esta vez se llevaron todos los electrónicos y electrodomésticos que había en la vivienda, entre ellos la notebook donde estaba el back up de esos videos, pero afortunadamente Yamila los había enviado previamente por mail a varios conocidos para que la ayudaran en la búsqueda.

Quizá la difusión del material ayude a esclarecer estos hechos que no fueron investigados por las autoridades locales.

INFOCAÑUELAS