Volver a sección

| Policiales

Saquearon un centro terapéutico y se dificultan las clases a niños con discapacidad

Welcome sufrió el robo de las riendas y recados usados en equinoterapia y los aparatos de climatización. Un vecino también sufrió un importante robo de herramientas.

Welcome sufrió el robo de las riendas y recados usados en equinoterapia y los aparatos de climatización. Un vecino también sufrió un importante robo de herramientas.

Saquearon un centro terapéutico y se dificultan las clases a niños con discapacidad

 El sector de paredón por el que ingresaron a Welcome.

Dos inmuebles ubicados sobre la calle Salta al 1200, en cercanías del corralón municipal de Cañuelas, fueron saqueados por delincuentes que se llevaron una gran cantidad de elementos de trabajo por un monto superior a los 350 mil pesos.

Por un lado, los malvivientes ingresaron en dos oportunidades al centro terapéutico para discapacitados “Welcome”.

En el primer robo se llevaron las monturas utilizadas en las clases de equinoterapia, lo que ahora complica seriamente la prestación del servicio a los niños de Cañuelas y alrededores que concurren a la institución.

El fin de semana, cuando el encargado Juan Pantarotto, se disponía a encender los equipos de climatización, advirtió que no arrancaban. Al revisar el techo descubrió que faltaban los motores externos, sustraídos en un segundo robo.

Para ingresar, los malvivientes rompieron parte del paredón perimetral que en todo el contorno se encuentra coronado por una fila de púas metálicas.

Daños constantes en el centro Welcome.

“Más allá de lo que nos robaron en esta oportunidad, todo el tiempo descubrimos que hay ingreso de intrusos que rompen vidrios o intentan arrancar alguna reja. Los daños son constantes”, lamentó Pantarotto.

También en estos días fue saqueado un galpón en construcción ubicado en la propiedad adyacente, de Roberto Chariff.

En este caso el botín incluyó una hormigonera (trompito), una máquina de soldar inverter, dos amoladoras, inodoros y depósitos para colocar, tres rollos de cable de 6 mm, alargues, llaves térmicas y distintos elementos de electricidad por un monto de 130 mil pesos.

Los dos damnificados radicaron la correspondiente denuncia penal a la espera de una respuesta por parte de la justicia y las fuerzas de seguridad.