Volver a sección

| Policiales

Salía de Alcuba, lo golpearon y lo dejaron inconsciente: su familia pide testigos

El brutal ataque de una patota ocurrió el fin de semana cuando la víctima aguardaba un remis junto a dos amigos. Video.

El brutal ataque de una patota ocurrió el fin de semana cuando la víctima aguardaba un remis junto a dos amigos. Video.

Salía de Alcuba, lo golpearon y lo dejaron inconsciente: su familia pide testigos

 Las marcas en el rostro de Demián.

Demián Páez -un joven de 18 años oriundo de Virrey del Pino- quedó inconsciente como resultado de una golpiza que sufrió el fin de semana por parte de una patota de unos diez integrantes que lo atacó cuando aguardaba un remis a metros del boliche Alcuba de Cañuelas, junto a dos amigos. 

Tras recibir asistencia médica, primero en el Hospital Marzetti y luego en el Balestrini de Ciudad Evita, el joven ya se encuentra en su hogar. Su madre, Cinthia Cabrera, se comunicó con InfoCañuelas para pedir ayuda de testigos que puedan identificar a los atacantes.

El incidente ocurrido el domingo 8 de enero entre las 5.30 y las 6.30 quedó registrada en un video de una cámara privada. Las imágenes muestran cómo Demián recibe dos golpes antes de caer de espalda contra el piso. Luego para un Ford Falcon donde lo cargan para llevarlo al hospital de Cañuelas.

“Mi hijo acababa de salir de Alcuba. Estaba con sus amigos Lucía y Brad en la esquina de Don Satur, esperando un remis que los venía a buscar. De pronto apareció una bandita de como diez pibes y de la nada empezaron a insultarlos, a tirarles botellas. Mi hijo y sus amigos se hacían los tontos, miraban para otro lado, agachaban la cabeza, en ningún momento contestaron ni buscaron problemas, tampoco se querían ir porque el remis podía llegar en cualquier momento”, relató Cinthia.

“Estos pibes siguieron provocando y diciendo barbaridades, parecían borrachos. En un momento le diron una trompada y mi hijo cayó al piso. Luego lo patearon estando en el suelo. Creo que no lo golpearon más porque Lucía le cubrió la cabeza y además empezó a acercarse gente. En eso apareció un Falcon, por suerte lo ayudaron, lo cargaron en el auto y lo llevaron al hospital de Cañuelas. Lo que sucedió no tiene explicación porque mi hijo ni sus amigos conocían a estos pibes y ni siquiera se habían cruzado en el boliche. No sabemos de dónde salieron”.

Cinthia sostiene que Brad, el amigo de su hijo, también sufrió algunos golpes, aunque de menor magnitud, y que Lucía terminó con un corte en la espalda.

Agregó que en el Hospital Marzetti la atención fue deficiente. “Entró inconsciente y cuando reaccionó, lo trataron muy mal. El médico le dijo que estaban cansados de atender pibes por peleas callejeras, que se fuera cuando en este caso claramente no fue una pelea, fue un ataque de una patota”.

Los tres amigos, que viven en el km. 42 de la Ruta 3, en cercanías de la planta de Manaos, se quedaron en la puerta del Hospital, sin saber qué hacer. Finalmente volvieron a su casa en el auto del papá de Lucía, que se trasladó a Cañuelas para buscarlos. “Recién en ese momento, cuando estaban volviendo, me enteré de todo. Cuando llegó a casa lo llevé enseguida al Hospital Ballestrini, le hicieron estudios y una resonancia, que por suerte dio bien. Ahora va a tener que ir a un odontólogo, porque de las trompadas que le dieron perdió dos dientes y le partieron otros”.


Cinthia asegura que su hijo, que acaba de terminar el secundario, es “un pibe tranquilo” y que no suele salir mucho. “Hace poco cumplió 18 años y creo que ésta era la tercera salida. Le dije que me parecía mejor que saliera en Cañuelas porque era más tranquilo, y viene a pasar esto. Ahora, si bien ya es mayor, no sé si lo voy a dejar salir de nuevo y tampoco sé si él va a querer, porque se quedó muy asustado”.

Luego de hacer la denuncia en la Comisaría 1ra. Cinthia habló con InfoCañuelas, sobre todo para buscar testigos. “Pido que si alguien vio algo o conoce a los atacantes, que por favor se presenten en la comisaría de Cañuelas. A mi hijo lo podrían haber matado. Hoy cuando me entregaron el video, lloré como loca. Los que hicieron esto merecen ser castigados”.


Demián sufrió múltiples escoriaciones.