Volver a sección

Policiales

Robo y destrozos en la Escuela Santa María

Delincuentes ingresaron esta madrugada en la Dirección y Secretaría. Se llevaron computadoras y equipos de música. El establecimiento permanece con custodia policial. En las primeras horas del lunes el padre Mario Slongo pedirá una audiencia con el intendente Arrieta. "Espero obtener alguna respuesta", señaló.

 Tengo la presión a 34, dijo Slongo. Mañana pedirá audiencia con Arrieta. Foto archivo.

Un violento robo se produjo esta madrugada en la escuela primaria Santa María, con el saldo de puertas rotas y la desaparición de equipos informáticos que contenían todos los datos del alumnado.

Se trata del tercer robo que el establecimiento sufre en pocos meses (a principios de abril fueron violentados la oficina del nivel secundario y el obrador de los albañiles), pero en esta oportunidad los daños fueron mucho más significativos.

Tras saltar el alambrado que da hacia las calles Kennedy y Tucumán, los delincuentes forzaron una puerta posterior del casco, de dos plantas, donde se encuentran la Dirección, Secretaría, sala de música, sala de computación, biblioteca y otras dependencias.

Tras revisar la Dirección tomaron un manojo de llaves con las que intentaron abrir la puerta de la sala de música, ubicada en la planta alta. Como usaron una llave incorrecta la cerradura se trabó por lo que terminaron destrozando la puerta a patadas.

Finalmente se llevaron las computadoras de administración, donde se encontraba cargada toda la información de los alumnos, equipos de sonido y equipos de video. En los fondos del predio abandonaron parlantes y un microondas.

El saqueo fue descubierto por el casero, a las 8 de la mañana. El hombre vive en una casa ubicada a más de cien metros del casco, por lo que no escuchó lo que sucedía durante la noche.

Enterado de la situación el padre Mario Slongo salió a las corridas para acompañar a la directora, Laura Papini, suspendiendo la misa de la mañana, en la que iba a bautizar a un niño de una familia amiga (Pelorosso-Morgante). A último momento lo remplazó el padre Federico.

"No es la primera vez que nos sucede una cosa así, pero esta vez fue mucho más grave. Estoy con la presión a 34, porque uno busca respuestas, pero no las encuentra", lamentó el padre Slongo, ante una consulta de InfoCañuelas.

El sacerdote adelantó que mañana, lunes, le enviará una carta a Gustavo Arrieta, para pedirle una audiencia. "Espero obtener alguna respuesta por parte del intendente. Esta mañana hablé con Marisa Fassi, la noté angustiada por todo lo que está pasando. La policía dice que no puede hacer nada, que tiene las manos atadas, que los ladrones entran por una puerta y salen por la otra. Todo el mundo tiene sus excusas; mientras tanto, las respuestas no llegan".

Teniendo en cuenta que una de las puertas de acceso a la Dirección no pudo ser reparada, durante el día y la noche de hoy habrá una consigna policial custodiando las instalaciones.

En un primer momento se evaluó la posibilidad de suspender las clases el día lunes, pero finalmente se decidió continuar con las actividades en forma normal.

INFOCAÑUELAS