Volver a sección

| Policiales

Robo en Luna y Kevingston: los delincuentes ya habían comprado en uno de los locales

Por ese motivo a la vendedora no le llamó la atención que compraran por un monto elevado.

Por ese motivo a la vendedora no le llamó la atención que compraran por un monto elevado.

Robo en Luna y Kevingston: los delincuentes ya habían comprado en uno de los locales

 El costarricense en Kevingston.

La policía local detuvo ayer a dos mujeres y un ciudadano costarricense acusados de haber realizado compras en comercios de Cañuelas con tarjetas de crédito truchas por un monto de 180 mil pesos. 

Como lo reveló este portal, estuvieron en la casa de Lencería Luna, donde adquirieron prendas por 15 mil pesos utilizando una tarjeta apócrifa del Banco Nación; y también en la sucursal de Kevingston, donde hicieron compras por $ 164 mil con la misma modalidad.

Además, “mechearon” un body en Luna y alrededor de 20 prendas en Kevingston, por lo que el monto total defraudado ronda los 250 mil pesos.

Una empleada de Kevingston reveló a InfoCañuelas un dato más que relevante: los delincuentes ya habían estado comprando en otra oportunidad y además se cruzaron previamente con la vendedora en algún evento, y de esa manera se habrían ganado su confianza para luego hacer una compra de un monto infrecuente.

“Esto fue un trabajo planificado. Por eso cuando llegaron los conoció y la pudieron engañar con mayor facilidad. Además como entre semana está sola porque hay menos movimiento comercial, pudieron mechear bastante mercadería. Hablé con ella anoche, mi compañera está en shock”, contó a InfoCañuelas la empleada que la está remplazando. 

Antonella Barragán, de Casa Luna, agregó que en su comercio compraron por alrededor de 15 mil pesos y robaron un body que una de las mujeres metió en un bolso y luego se lo llevó a la tercera integrante de la banda que permanecía en la vereda. Las imágenes quedaron registradas en las cámaras internas del local, por eso cuando la hija de Antonella -en ese momento a cargo de la caja- sospechó, revisó el video y salió corriendo a buscarlos.

“Mi hija vio a una de las mujeres sentada tranquilamente en la plaza San Martín. Ahí avisamos a la policía. Cuando fueron a buscarla, se les escapó, se subió al auto negro, dieron unas vueltas y se fueron. Después los agarraron en la Autopista. Gracias a nuestro aviso se los pudo capturar”, destacó Antonella.

Dijo que se manejaban de manera muy profesional y que ellos mismos llamaban a un supuesto teléfono de la tarjeta para obtener la “autorización” de las compras. Además, dijo que los mismos delincuentes habrían estado en Cañuelas hace dos semanas y que habrían cometido una estafa similar en un comercio de Libertad al 500, por un monto cercano a los 90 mil pesos.

Los aprehendidos fueron identificados como Samuel López, de 40 años, nacido en Costa Rica, domiciliado en la calle Independencia de CABA; Wanda Romano, de 22 años, domiciliada en la calle Manuel Acosta de Avellaneda; y Bárbara Verónica Monge, de 32 años, domiciliada en la calle Espinosa de CABA. En el local de Kevingston, donde a los clientes que compran con tarjeta se les asienta el nombre y dirección de mail, dieron otras identidades.

El fiscal Lisandro Damonte, a cargo de la causa por Resistencia  a la Autoridad, Hurto y Defraudación, ya pidió la detención del trío. Se espera la resolución del juez de Garantías Martín Miguel Rizzo.

 

x