Volver a sección

Policiales

Robaron en una peluquería de calle Rivadavia

Durante la noche ladrones ingresaron al salón de Catalina Valmisa. A pocos metros había un operativo de control de alcoholemia. Nadie detectó a los delincuentes.

 Valmisa se quedó sin elementos de trabajo.

Entre las 2 y las 4 de la mañana ladrones ingresaron a la vivienda y salón de peluquería de Catalina Valmisa, en Rivadavia Nro. 1545 de Cañuelas.

Los delincuentes forzaron la puerta de calle utilizando una barreta y luego accedieron al living y salón comercial.

De la peluquería se llevaron todos los secadores de pelo, planchas y demás herramientas necesarias para el trabajo diario. De la casa se llevaron dinero, documentos y una computadora laboral perteneciente a Diego Ludueña, esposo de Catalina.

Ludueña explicó que se encontraban durmiendo en la plata alta de la casa y que su hija de 10 años se había quedado en el sillón del living. "Le sacaron una tablet prácticamente de debajo del brazo. Por suerte ella estaba dormida y no se dio cuenta de nada" relató Ludueña a InfoCañuelas.

El robo fue descubierto por la pareja en las primeras horas de la mañana, cuando se levantaron a desayunar.

Ludueña detalló que a pocos metros de la casa se estaba desarrollando un operativo de control de alcoholemia que duró hasta las 5 de la mañana. Aun así los delincuentes se movieron con total libertad, sin ser detectados.

INFOCAÑUELAS