Volver a sección

| Policiales

Por primera vez usan en Cañuelas una tobillera electrónica en un caso de violencia de género

El dispositivo fue colocado al empresario Mauricio Font. La víctima contó su experiencia en C5N.

El dispositivo fue colocado al empresario Mauricio Font. La víctima contó su experiencia en C5N.

Por primera vez usan en Cañuelas una tobillera electrónica en un caso de violencia de género

 Araceli Herrera en C5N.

El empresario Mauricio Font se convirtió en el primer cañuelense que lleva una tobillera electrónica en el marco de en un expediente por violencia de género.

El dispositivo le fue colocado el martes a la noche en la sede de la Comisaría 1ra. de Cañuelas, luego de una serie de denuncias presentadas por su ex pareja, Araceli Herrera.

En rigor, el sistema utilizado con Font es un dispositivo llamado “Dual” compuesto por dos unidades de rastreo, una para la víctima (beeper) y un transmisor (brazalete o tobillera) para el agresor. El beeper empieza a dar un alerta cuando el agresor está a mil metros de esa restricción, garantizando el efectivo cumplimiento de la media judicial.

La colocación fue solicitada por el fiscal Lisandro Damonte, quien pidió el procesamiento de Font por Desobediencia (por haber incumplido la restricción de acercamiento impuesta oportunamente por el Juzgado de Paz). Posteriormente la medida fue avalada por el juez de Garantías Martín Miguel Rizzo.

Este miércoles Araceli estuvo en el estudio de C5N donde relató su traumática relación de pareja y lamentó que decenas de víctimas de Cañuelas no puedan contar con el mismo dispositivo al que ella pudo acceder. En rigor, la tobillera dual es un dispositivo caro y escaso que la justicia utiliza en contadas ocasiones.


LOS ANTECEDENTES DEL CASO

La primera denuncia de Araceli contra Font se presentó en junio de 2020 en la UFI 1 del Dr. Lisandro Damonte. Según datos del expediente, la mujer detalló que las situaciones de maltrato se iniciaron en diciembre de 2019 en el búnker del intendente electo de Roque Pérez “Chinchu” Gasparini (Frente de Todos), donde Font se encontraba participando como colaborador de campaña.

Precisó que en ese contexto Font le retiró el celular creyendo que ella se estaba mensajeando con alguien, que luego la llevó hacia su vehículo y le pegó. Aseguró que en junio de 2020 se repitió un incidente similar por lo que decidió hacer la denuncia, aunque en ese momento no presentó testigos, no quiso medidas de protección, tampoco aceptó la intervención del Juzgado de Paz ni accedió a realizarse el reconocimiento médico legal (RML) lo que derivó en un estancamiento de las actuaciones.

En diciembre de 2020 radicó una segunda denuncia del mismo tenor, que recayó en la Fiscalía 2; y a mediados de febrero, luego de una fuerte mediatización del caso, la causa cobró impulso hasta finalizar con el procesamiento del imputado.

x